El subtratamiento con el reemplazo de la hormona tiroidea puede poner a los pacientes con hipotiroidismo en riesgo de peores resultados hospitalarios, incluyendo una mayor duración de la estancia y mayores tasas de readmisión, según un nuevo estudio publicado en el ‘Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’, de la Sociedad Endocrina norteamericana.

El hipotiroidismo, o tiroides hipoactivo, es una enfermedad en la que la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. Es una enfermedad común en los Estados Unidos, con millones de pacientes que toman un reemplazo de la hormona tiroidea. El tratamiento puede ser difícil, y los pacientes pueden estar sobretratados o infratratados, según el autor principal del estudio, el doctor Matthew D. Ettleson, de la Universidad de Chicago (Estados Unidos).

"Descubrimos que aquellos pacientes que estaban infratratados con hormona tiroidea, incluso semanas o meses antes del ingreso hospitalario, tenían peores resultados hospitalarios que los que no tenían hipotiroidismo –señala Ettleson–. Esto no se había demostrado anteriormente".

Niveles de hormona estimulante del tiroides

El estudio incluyó a 43.478 pacientes de una gran base de datos de reclamaciones de pacientes de Estados Unidos. De estos pacientes, 8.873 tenían hipotiroidismo. Los investigadores dividieron a los pacientes en cuatro grupos en función de sus niveles de hormona estimulante del tiroides (HET). Los niveles bajos de HET indican que el paciente ha recibido un tratamiento excesivo de su enfermedad tiroidea, mientras que los niveles altos de HET corresponden a un tratamiento insuficiente.

Los pacientes con un nivel alto de HET antes de la hospitalización tuvieron una estancia 1,2 días más larga, un riesgo 49% mayor de reingreso a los 30 días y una tasa 43% mayor de reingreso a los 90 días en comparación con los pacientes sin hipotiroidismo.

Los que tenían un nivel normal de HET antes de la hospitalización tenían un menor riesgo de morir en el hospital y una menor tasa de reingreso a los 90 días en comparación con los pacientes sin hipotiroidismo.

"Los resultados sugieren que el tratamiento subóptimo del hipotiroidismo se asocia con peores resultados hospitalarios –subraya Ettleson–. Es importante que tanto los pacientes como los médicos sepan que mantener una sustitución óptima de la hormona tiroidea es importante para minimizar la duración de las estancias hospitalarias y los reingresos en el hospital. Es particularmente importante para las admisiones planificadas donde el reemplazo de la hormona tiroidea puede ser ajustado si es necesario antes de la admisión".