La Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología, SMNE, explica que el hipotiroidismo en la deficiencia de hormonas tiroideas dentro del cuerpo humano puede presentarse tanto en niños (desde el nacimiento o congénito) como en adultos.

El retraso en el tratamiento del hipotiroidismo neonatal puede ocasionar problemas severos en el desarrollo neurológico.

Aunque el hipotiroidismo puede ser transitorio, cuando cumplen los criterios diagnósticos, se indica tratamiento con levotiroxina, sin embargo, es posible suspenderlo por normalización de la función tiroidea aproximadamente a los 3 años.

Prueba para el diagnóstico temprano

Existen programas de cribado (detección), lo cuales se introdujeron con el objetivo de eliminar las secuelas en el neurodesarrollo a causa del HC tratado tardíamente, los cuales han tenido gran éxito en el campo de la salud pública.

El tamiz metabólico se implementó en México en 1973 como un programa piloto para la detección de fenilcetonuria, homocistinuria, enfermedad de jarabe de maple y tirosinemia, 3 años más tarde, en 1976, se introdujo la detección de hipotiroidismo congénito.

En la actualidad, la Secretaría de Salud lleva a cabo el tamiz neonatal para la detección de 6 enfermedades: hipotiroidismo congénito, hiperplasia suprarrenal congénita, fenilcetonuria, galactosemia, fibrosis quística y deficiencia de glucosa 6- fosfato deshidrogenasa.

Clasificación de hipotiroidismo congénito

El hipotiroidismo congénito (HC) puede ser primario, debido a un defecto en la propia glándula tiroides, o secundario (central), debido a enfermedad en hipófisis o hipotálamo que provoca un menor estímulo sobre la glándula tiroides, lo que ocasiona baja producción de hormonas.

El hipotiroidismo congénito primario es la enfermedad endocrina más común, y se clasifica en dos tipos, la causada por “Disgenesia tiroidea”, que se refiere a un conjunto de anomalías en el desarrollo de la tiroides, lo cual se presenta en 75-85% de los casos de HC.

El otro tipo es ocasionado por defectos en la producción de hormonas por una glándula tiroides estructuralmente intacta, a lo cual se le denomina “dishormonogénesis”, y ocurre en 25-35% de los casos.

La ausencia completa de las glándulas tiroides ocurre en el 20-30% de los casos de disgenesia tiroidea y una pequeña minoría presenta una tiroides de localización normal pero pequeña.

Síntomas que presenta un niño con hipotiroidismo

Es importante reconocer que los síntomas y signos de hipotiroidismo en niños son inespecíficos y pueden observarse en muchas otras enfermedades del recién nacido.

Los datos más frecuentemente observados en niños con hipotiroidismo son: crecimiento de la glándula tiroides, dificultad para aumentar de talla, incremento de la concentración de bilirrubinas y fontanela posterior ensanchada.

Aproximadamente el 10% de los casos tiene otras anomalías congénitas, las más comunes corresponden a:

Alteraciones en el corazón

Riñón pequeño o mal formado

Enfermedad pulmonar

Paladar hendido

Diabetes neonatal

Glaucoma congénito

Alteraciones en el hígado

No dejar pasar los síntomas de hipotiroidismo

Aunque el tamiz neonatal detecta la mayoría de los casos de hipotiroidismo congénito, es importante acudir con el endocrinólogo, dada la importancia que tiene el inicio temprano del tratamiento.

Su médico indicará las pruebas necesarias para confirmar o descartar la enfermedad, y lo más importante iniciará el tratamiento adecuado para evitar secuelas en las capacidades cerebrales del niño.

La Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología recomienda no a la automedicación y acudir a consulta con el endocrinólogo.