Como parte de su compromiso global en dar respuesta a la actual situación de COVID-19, la compañía Roche centra sus esfuerzos en nuestro país en proporcionar tests de diagnóstico del virus causante de la enfermedad y explorar el potencial de su portfolio actual de medicamentos.

Es el caso de tocilizumab, en cuya producción trabaja globalmente para aumentar su disponibilidad a nivel mundial, y mediante el desarrollo de un test de diagnóstico que recibió la Autorización de Uso de Emergencia por parte de la FDA americana, también disponible en los mercados que aceptan la marca CE.

Además, en estrecha colaboración con las autoridades sanitarias mundiales, nacionales y regionales, se está evaluando la situación de forma constante para manejar el stock disponible y permitir el acceso a nuestros medicamentos.

Así lo ha puesto de manifiesto Stefanos Tsamousis, director general de Roche Farma España, al señalar que “el desafío al que nos enfrentamos solo puede abordarse mediante una estrecha colaboración entre el sector privado y las autoridades sanitarias. Requiere del trabajo conjunto de ciudadanos, empresas y profesionales de la salud. En Roche trabajamos día y noche para hacer todo lo posible para mejorar la atención médica a los pacientes con COVID-19 y apoyar al Sistema Nacional de Salud en este momento tan complicado”.

Aunque no se dispone de evidencia científica robusta de los estudios puestos en marcha sobre la seguridad y eficacia de tocilizumab por vía intravenosa en el tratamiento de pacientes con neumonía provocada por coronavirus (COVID-19), sin que esté aprobado su uso para esta indicación en ningún país del mundo, se están dando a conocer algunos resultados.

En base a estudios de observación no controlados, se han reportado datos que sugieren resultados positivos. Se trata de pacientes severos con neumonía grave por COVID-19 tratados con tocilizumab, que ha sido incluido en pautas de tratamiento para esos pacientes en distintos países, ante la falta de terapias autorizadas adecuadas.

España, Roche está colaborando con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) en distintas opciones para generar evidencia y compartirla con la comunidad científica.

La AEMPS ha elaborado un protocolo que regula las condiciones de uso fuera de indicación y controla la distribución de tocilizumab. Roche está trabajando globalmente para, con la mayor urgencia, acelerar la capacidad de fabricación y maximizar la producción de este fármaco con el objetivo de aumentar la oferta disponible en todo el mundo.

Ensayo clínico

A escala global, Roche ha iniciado recientemente un ensayo clínico, llamado COVACTA, aleatorizado, doble ciego, controlado en Fase III para evaluar la eficacia y seguridad de tocilizumab intravenoso añadido al estándar de atención en pacientes adultos hospitalizados con neumonía grave por COVID-19, en comparación con placebo además del estándar de atención.

Este estudio, que cuenta con participación española, se espera que comience a principios de abril con la involucración de, aproximadamente, 330 pacientes en todo el mundo.

Test de diagnóstico

El compromiso de Roche se extiende también a lo que respecta al diagnóstico de la enfermedad. Los equipos de respuesta a emergencias han estado trabajando para desarrollar un test de diagnóstico que recibió la Autorización de Uso de Emergencia por parte de la FDA americana. También está disponible en los mercados que aceptan la marca CE. Roche se compromete a entregar tantas pruebas como sea posible y trabaja sin descanso para incrementar la disponibilidad de pruebas para el COVID-19.