Roche sitúa a España entre los países más propicios para impulsar en el futuro la medicina de precisión. De hecho, figura entre los países europeos con mejores condiciones para integrar en el sistema sanitario esta nueva forma de entender la asistencia sanitaria. La medicina de precisión se basa en ofrecer el abordaje preventivo, diagnóstico y terapéutico más efectivo a cada paciente en el momento oportuno. Así se desprende del Índice de Medicina Personalizada, desarrollado por un grupo de expertos en el marco de la iniciativa Future ProofingHealthcare Europe, impulsada por Roche.

El Índice, coordinado por el Institute for Futures Studies de Copenhague, tiene como objetivo conocer el estado actual y las necesidades futuras de cada país europeo en el ámbito de la medicina personalizada. Para ello, analiza diversos aspectos integrados en información sanitaria, servicios de salud, tecnología y política sanitaria.

España ocupa el sexto lugar gracias al acceso a las terapias CAR-T, la planificación y organización del sistema sanitario, el perfil de los profesionales y la infraestructura sanitaria. Según Roche, tiene 61 puntos, y está por detrás de Finlandia (73), Alemania (69), Suecia (69), Países Bajos (66) y Reino Unido (65), y en mejor posición global que otros como Francia (58), Bélgica (54), Portugal (53) o Italia (48).

Acceso de los pacientes

En cuanto al acceso de los pacientes de cáncer a las terapias CAR-T, España figura en el grupo de cabeza junto con Alemania y Francia. En terapias y tecnologías personalizadas, también destaca en la implementación de sistemas de soporte de e-health para la toma de decisiones o la disponibilidad de tratamientos contra el cáncer, entre otros factores.

También en lo que se refiere a estructuras de datos e información sanitaria mantiene España una buena posición de partida. Destaca en áreas como el acceso a la historia clínica electrónica o la gestión de la información clínica. Incluye la disposición de datos para su inclusión en redes internacionales. Sin embargo, España figura por debajo de la media en distintos aspectos que son producto de decisiones de política sanitaria. Este epígrafe se refiere al acceso a datos con fines de investigación, la existencia de biobancos o la disposición de herramientas de financiación.

Enfoque integrador para impulsar la medicina de precisión

Por otro lado, los autores del Índice han recordado que la medicina de precisión tiene un gran potencial para mejorar la vida de las personas. Su apuesta a largo plazo necesita un enfoque integrador para que los pacientes, y la sociedad en su conjunto, puedan beneficiarse de todo su potencial. Esto implica un marco basado en una amplia colaboración entre gobiernos y gestores sanitarios. También entre profesionales sanitarios, instituciones académicas y de investigación, asociaciones de pacientes e industria farmacéutica, entre otros.