Durante su intervención en el Foro Salud organizado por Nueva Economía Fórum, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha hablado de algunas estrategias de su departamento, como el paso de eventuales a interinos de 10.000 profesionales sanitarios o la próxima OPE, que contará con 19.700 plazas y que supondrá la “estabilidad total para prácticamente toda la plantilla”, dejando un 8 por ciento de eventualidad para situaciones estructurales.

Tras la estabilidad, el consejero ha anunciado la mejora en la remuneración de los profesionales, con la puesta en marcha del reconocimiento de carrera profesional. “Se trata, no solo de premiar la antigüedad como único mecanismo de mejorar la remuneración, sino que toda la actividad personal, como el mérito, la capacidad, la docencia o la investigación les permita ir creciendo desde el punto de vista económico”. “Se podrá en marcha cuanto antes”, tras terminar con la última fase a nivel interno con la Consejería de Hacienda y su paso por el Consejo de Gobierno.

En relación con los concursos de traslados que el Estatuto Marco sugiere cada dos años, pero paralizados en la Comunidad de Madrid desde hace diecisiete años, Ruiz Escudero se ha mostrado partidario de hacerlos anualmente, si bien previamente es necesario tener solucionada la parte de estabilización de todas las plazas. “Cuando salgan esas 19700 plazas es el momento de comenzar, ya que una vez que demos estabilidad y que la remuneración sea la correcta, lo siguiente será la movilidad”, ha señalado.

Otros temas tratados durante su intervención han sido la creación de la Escuela de Directivos Sanitarios y la Ley del Buen Gobierno y Profesionalización de la Gestión de los Centros y Organizaciones Sanitarias del Servicio Madrileño de Salud, aprobada en la Asamblea de Madrid. Además de subrayar el salto cualitativo en cuanto a la gobernanza de hospitales y centros de salud que supone la Ley,  ha destacado la importancia en la formación de los directivos sanitarios de la Comunidad así como la responsabilidad con los jefes de Servicio de facilitarles herramientas de gestión. “No hay que tener en cuenta solo su trayectoria investigadora o asistencial, hay que potenciar también su labor de gestión, y en todo eso hay que trabajar con la Escuela de Directivos”.

Para el consejero madrileño, la colaboración sanitaria público-privada es un sistema que está funcionando y puede seguir haciéndolo, pero son necesarios ciertos mecanismos de control con las empresas y, sobre todo, valorar cuestiones como la actividad asistencial del hospital, los indicadores de salud y la satisfacción de pacientes y profesionales. “Si todos estos parámetros van en buena sintonía y se mueven en los mismos rangos que en los hospitales públicos, es un modelo que puede seguir funcionando”.

En cuanto al Real Decreto de vuelta a la Sanidad universal presentado por la ministra de Sanidad, Carmen Montón, Ruiz Escudero considera que confunde la prestación sanitaria con el aseguramiento, y “supondría abrir una autopista al turismo sanitario”, ya que cualquier persona que pise el territorio español tendría los mismos derechos que los contribuyentes del Sistema Nacional de Salud. Tras su presentación en el Consejo Interterritorial, su departamento solicitó una memoria económica y un informe sobre el número de personas en situación de irregularidad administrativa, si bien “en la Comunidad de Madrid lo tenemos resuelto desde 2015 con casi 40.000 personas de las que conocemos su estado de salud y el tratamiento recibido”.

También durante su intervención en el Foro, el consejero ha anunciado la creación para otoño de este año del proyecto BioMad para la investigación y desarrollo de la salud en Madrid, con el que se pretende coordinar toda la acción investigadora pública y privada de la comunidad, canalizar aquellos proyectos de carácter internacional y ámbito plurinacional, captar fondos europeos y crear una marca propia como poder de atracción a la investigación madrileña, posicionándola como referencia a nivel mundial.