Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha analizado los retos a los que se enfrenta la sanidad madrileña y española, con motivo de su intervención en un almuerzo informativo organizado por Executive Forum en Madrid, con la colaboración de Abbott, y al que ha asistido Ángel Garrido, presidente de la Comunidad. En su intervención, ha pedido una reforma del sistema de financiación autonómico actual y ha optado por un modelo que permita una financiación por habitante. “El éxito de la Medicina y su correspondiente coste económico es parte de la misma vulnerabilidad de los sistemas sanitarios públicos. Nuestro sistema sanitario se financia a través de los impuestos de los contribuyentes, y está sujeto a los vaivenes de las circunstancias económicas. Por ello, es necesario definir un nuevo modelo que permita a las regiones mejorar la financiación por habitante, en beneficio último de los servicios públicos cuya prestación hay que garantizar con mayores estándares de calidad", ha dicho Ruiz Escudero, quien ha añadido: “Siempre que se habla de financiación, Madrid sale perjudicada”.

La actualidad política ha impregnado la intervención del consejero, quien ha recordado que en menos de dos meses los ciudadanos madrileños, y españoles, acudirán a las Elecciones Generales, así como a las Europeas, Autonómicas y Municipales. “Los ciudadanos piden pacto y diálogo entre los partidos políticos. La fragmentación del voto puede brindarnos una posibilidad de cambio, una oportunidad de hacer de la necesidad virtud. El pacto por la sanidad tiene como objetivo aprobar medidas y ofrecer respuesta a las necesidades de la sociedad del siglo XXI”.

Entre los principales logros de los últimos años en la sanidad madrileña, ha destacado la reanudación de la carrera profesional, la aprobación de 19.700 plazas “en una OPE histórica” y la designación de gerentes de hospital mediante concurso público. “La sanidad madrileña es una historia de éxitos. Y la humildad es una virtud… Debemos preservar y mejorar nuestro sistema sanitario”, ha dicho.

El consejero también se ha referido a la sanidad privada como “un socio complementario, y no antagónico, para mejorar la accesibilidad de la población”. “Cualquier Administración debe establecer una relación flexible y estable con este sector, siempre preservando la titularidad pública de la sanidad, al igual que con el resto de actores que intervienen en la gestión de la Sanidad, como los colegios profesionales, las sociedades científicas, la industria farmacéutica y de tecnologías sanitarias, las asociaciones de pacientes, etc.”.

Respecto a la escasez de médicos, acuciante en algunas comunidades autonómicas, aunque no tanto en Madrid, ha dicho que es necesario “tomar decisiones a corto, medio y largo plazo”. “En 10-15 años está prevista la jubilación de un alto porcentaje de los profesionales sanitarios, y aunque Madrid es la autonomía que menos se resiente, ya tenemos algunos problemas en Atención Primaria, sobre todo para hacer suplencias.

Tecnología sanitaria de vanguardia

Antes de la presentación del consejero de Sanidad de Madrid, Luis García Bahamonde, presidente de Abbott, ha hablado de la visión de su compañía sobre la innovación. Así, ha destacado la apuesta de Abbott por “aportar tecnología sanitaria de vanguardia”, sobre todo, en el campo del diagnóstico clínico, en diferentes ámbitos de la Cardiología, en Neurología (a través de sistemas de neuromodulación), en el cuidado de la diabetes y en productos de nutrición médica avanzada.