El próximo sábado, 26 de junio, será efectiva la modificación del Real Decreto Ley que flexibiliza el uso de las mascarillas en exteriores. Ha sido aprobado este jueves en un Consejo de Ministros extraordinario. En la rueda de prensa posterior al Consejo, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha señalado: «las mascarillas dejan paso de nuevo a la sonrisa. Nuestra sonrisa volverá a nuestra calle, con distancia de seguridad, pero son sonrisas visibles para todos nosotros».

Darias ha recordado que hay que llevar siempre una mascarilla «con nosotros aunque no esté puesta» para cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad. Incumplir su uso en los espacios que recoge el RD sigue sujeto a sanción según recoge el artículo 31 de la Ley.

1,5 metros de distancia o con convivientes

La ministra ha explicado que las mascarillas dejarán de ser obligatorias en el exterior si se mantiene 1,5 metros de distancia o cuando se vaya con personas convivientes. No obstante, la mascarilla va a seguir siendo obligatoria en eventos multitudinarios que se celebren de pie al aire libre. Pero no si se celebran sentados y se garantiza la distancia de 1,5 metros. También serán obligatorias en espacios cerrados de uso público, así como en los medios de transporte público, sitios públicos, etc.

Asimismo, no tendrán que llevar mascarillas los ancianos en cuyas residencias el 80 por ciento tenga la pauta completa de vacunación, si bien los trabajadores que les atienden sí tengan que llevarla y las personas que les visiten. Del mismo modo, se introduce como novedad el no llevar la mascarilla en la cubierta de transporte marítimo siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad de metro y medio.

Llevar las mascarillas siempre encima

«Sería conveniente llevarla siempre encima para cumplir el RD», ha zanjado, sobre una normativa que ha defendido ante los buenos indicadores respecto a la evolución de la presión asistencial y la ocupación de camas hospitalarias y la importante campaña de vacunación.

Respecto a que la normativa se cumpla en todo el territorio nacional y las hojas de ruta de las CC. AA., ha recordado que debe de ser así, «para que el tratamiento de la mascarilla sea uniforme y homogéneo». «Tener un marco común es muy importante; en esta crisis entramos juntos y de esta crisis salimos juntos. El elemento de la mascarilla como símbolo asociado a la pandemia ha sido homogéneo en todo el país y consideramos que sigue siendo así y que debe seguir siendo», ha añadido.