El primer nivel asistencial está llamado a tomar las riendas en la detección y seguimiento de los futuros casos de contagios por la COVID-19. De hecho, las sociedades científicas de Primaria han señalado durante estos últimos meses el papel fundamental de este ámbito en la gestión de la epidemia.

Según la psicóloga Alicia Jiménez, el médico de familia va a afrontar este trabajo con un “mucho cansancio emocional” tras unos meses muy intensos y con incertidumbre por el futuro, que se suma a la falta de recursos que denuncian las sociedades científicas.

“Una pandemia está el mismo nivel que una situación traumática como una catástrofe natural, se siente como una amenaza fuera de control y una dislocación social”, asegura Alicia Jiménez, quien advierte de que este “trauma” vivido se manifiesta por ejemplo en ideas recurrentes. “Seguro que el médico ha experimentado una mayor hiperactividad, sentirse más vigilante, estos son síntomas de estrés postraumático, al igual que cambios del apetito, del sueño, malestar, culpabilidad, que derivan en síntomas depresivos”, relata.

Curso Gestión emocional para AP

Debido a la necesidad de que el médico de Atención Primaria conozca y sepa nombrar correctamente los “síntomas” emocionales que ha experimentado o está experimentando, Mylan y Grupo SANED ponen a su disposición el Curso online de Gestión emocional de la crisis causada por la COVID-19.

El curso consta de seis píldoras formativas en las que dos psicólogos expertos explican lo que ha supuesto esta pandemia a nivel emocional y cómo gestionar los cambios a nivel físico y psicológico a través de distintas técnicas.

Los temas son: Conocer el potencial impacto traumático de la situación de crisis que estamos viviendo; Psicoeducación sobre trauma para sanitarios, pacientes y familiares; Qué son las emociones y la relación del miedo con la vulnerabilidad; Afrontamiento afectivo y el estado de centramiento; Empatía y co-regulación en los momentos de sobrecarga emocional; y Trabajo interdisciplinar y conciliación: hoy más que nunca el contexto que importa es la relación.