Carmen A. Llamas, Valladolid.- El Sistema Regional de Salud de Castilla y León (SACyL) ha respondido con rotundidad a las acusaciones vertidas por CEMSATSE en el sentido de que no se concedían los permisos para que médicos y enfermeros interinos puedan concurrir a las pruebas de la OPE extraordinaria. (Ver EL MÉDICO INTERACTIVO de 5-03-03).

En declaraciones a EL MÉDICO INTERACTIVO la directora general de Recursos Humanos, Isabel Alonso, ha asegurado que "no hemos negado ningún permiso". Las pruebas de la oferta pública de empleo se celebraron el pasado 9 de marzo y se desarrollarán también el próximo 16 de marzo en Valladolid para los médicos de familia de Atención Primaria y los médicos de urgencia de AP, mientras que los aspirantes a ocupar las plazas en urgencias hospitalarias las realizaron en Madrid, y los ATS/DUE y ATS de urgencias están convocados el próximo día 27 en Madrid. La situación planteada por CEMSATSE obedece, según Isabel Alonso, al hecho de que "se ha solicitado en algunos casos la concesión de permisos el día antes de la celebración de las pruebas y esto no está contemplado en la convocatoria".

Tanto desde la Comisión de Seguimiento como desde la propia OPE, según Isabel Alonso, se establecen dos días para la especialidad de urgencias "dado el régimen especial del servicio y para evitar dejar desatendidos los hospitales y los servicios de Primaria". SACyL entiende que se trata de una cuestión de "organización de los diferentes servicios" y por ello, el pasado mes de febrero se envió una instrucción a los centros para avisar de la necesidad de reorganizar los servicios. El criterio seguido, según Isabel Alonso, es el de "garantizar el servicio y garantizar al mismo tiempo el acceso a las pruebas, teniendo en cuenta que estamos hablando de turnos de 24 horas, de atención continuada y de guardias".

Según este planteamiento, han sido las gerencias las encargadas de reorganizar el servicio en algunos casos reforzando la plantilla con personal de otras especialidades y en otros "los mínimos, recurriendo a la contratación" de forma que Isabel Alonso asegura que hasta el momento una vez realizados los chequeos "no se han producido quejas en los servicios".