Durante la visita al Centro de Intervención Comunitaria instalado en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado ha aprovechado para declarar que su actuación se centra en mejorar la Sanidad Pública y no en la petición de reprobación que el PSOE propone en las Cortes, mediante una Proposición No de Ley.

Estas declaraciones también  servían como respuesta al reciente comunicado de los colegios de médicos de Castilla y León, que rechazaban una utilización “partidista” de la Sanidad, en defensa de su calidad.

De esta forma Sáez Aguado manifestaba que su labor pasa por  “intentar mejorar la Sanidad Pública”. Respecto a estos mensajes, el consejero insiste en que si bien hay personas que intentan trasladar “imágenes un tanto catastrofistas de lo que es hoy la Sanidad Pública, creo que nuestra obligación es desarrollar iniciativas que la mejoran y consolidan”.

Al respecto a los profesionales, igualmente, el consejero ha insistido en que considera “positivo” el apoyo de los profesionales médicos que apoyan el sistema y no comparten visiones tan “catastrofistas” como las de otros.

Así, en lo que se refiere a las manifestaciones del Consejo de Colegios de Médicos, que abogan por un Pacto por la Sanidad y por despolitizar esta materia, ha asegurado que a él le “alegra”. Pese a ello,   ha añadido que no son las únicas iniciativas, ya que ha habido distintas comisiones de participación hospitalaria, como las juntas técnico asistenciales de otros hospitales, que han planteado cuestiones parecidas.

Iniciativas como ejemplo

Más allá de las palabras, Sáez Aguado ha querido ejemplificar estas con algunos ejemplo, como es el Centro de Intervención Comunitaria, que mejora la salud mental, algo de lo que le gustaría hablar con quienes tienen otras opiniones y no tanto de esas imágenes que, en su opinión, “no representan lo que es la Sanidad de Castilla y León”.

El consejero insistía en que comparte que se intente extraer del debate partidista estas posiciones, que solo ayudan a deslegitimar la Sanidad Pública, cuando se llevan a cabo iniciativas como la del Centro de Intervención Comunitaria,  que evita el uso de un centro concertado y mejora los recursos públicos.

Por último, Sáez Aguado ha reiterado la apuesta por la Sanidad Pública y por trabajar para que se rebaje el grado de utilización de los centros privados y que éste se “muy pequeño” como en Castilla y León.