La pandemia del COVID-19 y el confinamiento que se provocó a nivel mundial amenazan la salud mental de niños, adolescentes y familias en general. La UNICEF realizó durante la pandemia (2020-2021) una encuesta, donde se generaron más de 8 mil respuestas en América Latina y el Caribe. El sondeo reveló que el 25% de los niños y adolescentes sufrió cuadros de ansiedad; mientras que el 15% respondió padecer depresión. Este porcentaje hizo reflexionar a especialistas sobre la calidad en la salud mental de niños y jóvenes durante la etapa de confinamiento por la pandemia del COVID-19.

Inseguridad provocada por el cubrebocas

Virginia López, maestra en psicoterapia de niños y adolescentes, explica que donde más impactó la pandemia a los niños fue en una inseguridad emocional y falta de reconocimiento facial.

En entrevista con El Médico Interactivo México, la también fundadora de la plataforma digital “it´s okay”, señaló que el uso de cubrebocas fue la principal causa de inseguridad en niños.

“El tema del cubrebocas impactó directamente en la parte emocional de los niños porque dejaron de mostrar sus sentimientos con los labios”, explica. La especialista considera que, tras la pandemia, los niños desarrollaron un miedo a quitarse el cubrebocas. Esto porque les da miedo el contagio a COVID-19 y en segundo porque perdieron la seguridad, ahora tienen miedo de transmitir sus emociones a través del rostro. La situación obligó a médicos a fomentar a través de dibujos, y otras herramientas, la autoimagen y autoestima de los niños y adolescentes.

¿Cómo funciona la plataforma It’s Okay?

Virginia López destaca que la plataforma It’s Okay promueve la enseñanza a niños y adolescentes, de las 5 emociones consideradas las más importantes:

  • Miedo.
  • Amor.
  • Tristeza.
  • Enojo.
  • Alegría

 

A través de cuentos interactivos, Master Class y vídeos, la plataforma busca acercar a las familias mexicanas a recomendaciones para cuidar la salud mental. Estas herramientas son acompañadas por psicólogos, terapeutas, con más de 30 años de experiencia, para que los menores de edad puedan recuperar la confianza perdida por los efectos de la pandemia. “Es poder tener al alcance de un clic de distancia, el material de recursos usados en psicoterapias”, asegura.

Alianzas estratégicas

La plataforma It’s Okay mantiene una alianza estratégica con la marca Distroller, que enfoca la venta de sus productos a un segmento infantil.

Karen Torá, directora de Mercadotecnia de Distroller, explica en entrevista que la alianza de esta marca con It’s Okay está pensada a largo plazo. “El interés que tenemos como marca es ayudar a contribuir cosas positivas a lo que está pasando con nuestros niños en la actualidad”, dice. Opina que la pandemia fue algo que les cambió la vida a los niños, por lo que no dudaron en acercarse a organismos como It’s Okay para ayudar a compartir los mensajes de salud mental a todos los seguidores de esta marca. “Nos dimos a la tarea de colaborar con alguien que tuviera el interés mutuo de dar las herramientas a niños y padres sobre salud mental”, comenta.