“Salud pública es la cenicienta del SNS”. Esta fue una de las conclusiones de los expertos que participaron en el encuentro online organizado por la Fundación Bamberg.

Bajo el título, “El impacto de las epidemias y las enfermedades infecciosas  en nuestro sistema sanitario”, el presidente de la Fundación, Ignacio Para, inauguró el ciclo “Conviviendo con el COVID-19” .

Los expertos coincidieron en la necesidad de ser humildes y aprender de la historia, “porque las pandemias siempre han sido una catástrofe para la humanidad”.

Reconocieron “que debemos superar el negacionismo” y prepararnos para otras pandemias, como se hizo con el sida o la hepatitis C, las infecciones nosocomiales y la resistencia a los antibióticos.

En esta línea incidieron en que no se supo apreciar la magnitud de la pandemia; “la realidad nos ha superado. A pesar de todo hoy sabemos más de la enfermedad”.

Del mismo modo, se refirieron al trípode que definen las pandemias como el diagnóstico rápido de los virus, fármacos eficaces y descubrimiento de vacunas.

Los doctores Antonio Zapatero, Mario Mingo e Ignacio Para

Objetivos, como reconocieron, que solo se consigue con mayor financiación pública y privada y una apuesta decidida por la ciencia.

Información

Amos José García Rojas incidió en que la Salud Pública ha expuesto la necesidad de mejores estructuras de salud pública potente para afrontar los impactos de otras patologías transmisibles y no transmisibles.

El sistema no puede bajar nunca la guardia y mucho menos en Atención pPrimaria como ha venido sucediendo desde la crisis hace diez años”, indicó.

Para los ponentes, el COVID-19 ha cogido a Salud Pública y a la AP debilitada por los recortes presupuestarios provocando graves consecuencias sanitarias y sociales.

También hablaron sobre la inmunización, que disminuye en algunas edades, al tiempo que adelantaron, que, aunque se están logrando avances, en otoño puede haber inmunidad cruzada.

Por ello, los expertos recomendaron tanto a profesionales y grupos vulnerables vacunarse frente a la gripe.

“Las vacunas tardarán en llegar, por lo que las autoridades sanitarias tienen que ofrecer una información veraz, con criterios científicos para prevenir, no alarmar a la población y resaltar la información epidemiológica”.

Además, todos los panelistas sostuvieron que la vigilancia y el rastreo de los contagios es clave para frenar la pandemia, “pero con ello solo no sirve”.

Consideraron como imprescindible la conciencia social de la ciudadanía, “porque los incumplimientos de los aislamientos sigue creciendo”, censuraron.

Por ello, dejaron patente que la solución no pasa solo por aumentar los rastreos y se refirieron a la toma de otras medidas como las de Italia, que tiene una cifra muy inferior de casos a España.

Todos los expertos elogiaron el trabajo realizado por Salud Pública y la Atención Primaria (AP) en los meses más duros de la pandemia, “por lo que debieran de ser tenidos más en cuenta por las autoridades sanitarias”.

Ignacio Balbo, Toni Trilla, Ángel Gil de Miguel, Juan Camacho y Luis Enrique Martín

Dotar de medios a la AP

Porque, como explicaron, si se quiere que la AP atienda al 85% de la población, “no puede tener una financiación del 16% de los presupuestos; hay que dotarla como es debido, darle importancia”.

Si la AP es la puerta de entrada al sistema, no solo en la pandemia, se tenía que haber hecho otro planteamiento hace ya años. “Llevo demandándolo hace décadas. Hay que plantear reformas estructurales, añadió el doctor Mario Mingo.

La Primaria ha estado sobrevolando en todo el encuentro, por la importancia que ha tenido y tiene en tiempos de pandemia”, subrayó el presidente de Bamberg, el doctor Ignacio Para.

Esto le llevó a adelantar que en el próximo encuentro, previsto para el 5 de octubre, se aborde la necesaria transformación que debe de producirse en el SNS.

“Estoy en contacto con grupos de profesionales de AP a través de las redes y soy consciente del estrés por el que están pasando; se precisa una variación del modelo actual”.

Para el doctor Para, “no podemos seguir el modelo actual que resulta arcaico de la AP; esto debe ser transformado”, concluyó.