La Comisión de Salud Pública estudiará esta tarde un borrador que actualiza el ‘semáforo’ de la COVID-19, fijando que el riesgo bajo de transmisión se eleve hasta una incidencia acumulada de 100 casos por 100.000 habitantes, frente a los 50 actuales.

En la nueva versión del documento ‘Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19’, el riesgo alto empezará a partir de 300, en lugar de los 150 que están contemplados en estos momentos, mientras que el riesgo medio se situaría entre 100 y 300.

El muy alto estaría por encima de 500, en comparación con 250 actualmente. En cualquier caso, la incidencia acumulada a 14 días por 100.000 habitantes no es la única variable que se analiza para fijar el riesgo de un territorio, sino que también se tienen en cuenta la capacidad asistencial, por ejemplo.

Riesgo bajo

Con esta actualización, España se encontraría de nuevo en riesgo bajo por COVID-19, ya que actualmente la incidencia acumulada a 14 días se sitúa en 82. Además, se cambia la concepción de ‘nueva normalidad’ a ‘circulación controlada’ cuando se detectan menos de 50 casos por 100.000 habitantes a 14 días, frente a los 25 en los que está fijada en estos momentos la nueva normalidad.

La actualización del documento se justifica porque «la situación epidemiológica actual es muy favorable, con un marcado descenso de los casos graves y de la letalidad», a lo que se une la alta cobertura de vacunación en España, donde más del 90 por ciento de los mayores de 12 años ya tiene la pauta completa.