Salvador Illa, ministro de Sanidad, ha comentado que en la actualidad tanto en España como en el ámbito internacional “la situación es muy inestable”. “Algunas comunidades autónomas están muy bien, porque han hecho un buen trabajo, pero si bajan la guardia los casos se disparan. Los próximos meses no serán fáciles y tendremos que afrontarlos hasta conseguir un tratamiento y una vacuna eficientes”.

Lo mismo ha ocurrido en el ámbito internacional, según ha comentado: “Varios países que se han puesto como ejemplo de excelente gestión han tenido problemas al cabo de un mes y medio”. “Todos nos estamos ayudando, compartimos experiencias con los colegas de los países vecinos, porque la situación nos afecta a todos”.

El titular del Ministerio ha realizado un análisis de la pandemia y ha comentado los próximos pasos que se deben dar. “La situación que vivimos es muy compleja y nueva”, ha dicho durante su intervención en el Foro ‘Repensando la Sanidad española. Una nueva Sanidad para una nueva normalidad’, organizado por Roche Farma y El País.

Salvador Illa habla de “cierta discrepancia”

Durante su intervención, se ha referido a los problemas surgidos en los últimos días por el confinamiento en determinadas zonas: “En estos días ha habido cierta discrepancia con algunos representantes políticos, pero, en general, al menos en el ámbito de la Sanidad, con los consejeros de Sanidad, ha habido un entendimiento muy amplio. Hemos compartido un diagnóstico duro de la situación y también hemos hablado de lo que había que hacer, siempre basados en el conocimiento que iba proporcionando la ciencia. Hemos aprendido mucho de este virus durante estos meses. En el ámbito sanitario ha habido un nivel de entendimiento muy elevado”.

“Hemos vivido situaciones únicas, como el decreto del estado de alarma. También hemos adoptado acciones coordinadas en Salud Pública, algo que no se había hecho en los últimos 40 años. Y hemos tenido que explorar terrenos nuevos y hemos vivido situaciones muy complicadas”, ha señalado.

Illa se ha referido a las estadísticas que se están facilitando del nuevo coronavirus: “Los datos de España son los que nos proporcionan las comunidades autónomas, con un nivel de transparencia perfectamente homologable a los de cualquier otro país de nuestro entorno”.

Sí ha hecho autocrítica en relación con los sistemas de vigilancia epidemiológica. “Estaban pensados para entornos que no tenían previsión de este nivel de gravedad e intensidad. Debemos mejorar, y ya lo estamos haciendo”.

Madrid tiene 710 casos/100.000 habitantes

Según el Ministerio de Sanidad, con fecha de martes 6 de octubre, Madrid ha registrado 710 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes. “Este es el dato proporcionado por la Comunidad de Madrid y cargado al Sistema de Vigilancia Epidemiológica. Es el dato oficial”, ha dicho.

“Necesariamente debe haber coordinación en nuestro país y con el resto de la Unión Europea, y la está habiendo. La situación actual con la Comunidad de Madrid espero que la resolvamos. Por nuestra parte pondremos el máximo empeño en conseguir actuar juntos. Debemos tener en cuenta las especiales características de la Comunidad de Madrid por su influencia en el resto de España y por su movilidad. Hemos tenido que adoptar un acuerdo conjunto en el Consejo Interterritorial, y creo que veremos resultados próximamente”.

En cualquier caso, ha añadido, “no se trata de bajar hasta los 600 casos, sino de reducir esta cifra a los 100 o 50 casos por 100.000 habitantes”.

Convivencia con el virus

“Tenemos que aprender a convivir con el virus, y debemos evitar los confinamientos que vivimos en marzo y abril. Afortunadamente, esta segunda ola tiene muchísimas diferencias con respecto a la anterior en términos de casos detectados”, ha manifestado Illa.

“En España hicimos un estudio de seroprevalencia que es de referencia mundial, con una cohorte de más de 60.000 personas. Durante marzo y abril solamente se detectó un 10% de los casos, lo que supone que 2,3 millones de personas estuvieron en contacto con el virus. En la actualidad, según nuestros técnicos, estamos detectando entre un 60 y un 80% de los casos. Además, cuatro de cada diez contagios detectados son asintomáticos y la media de edad es mucho más baja. La presión asistencial sanitaria actual también es muy distinta”.

En cualquier caso, ha dicho Illa, “no hay que bajar la guardia”. “La estrategia que estamos siguiendo se basa en la detección precoz, la realización de muchos test y una actuación contundente, como está haciendo la gran mayoría de las comunidades autónomas”.

Gran trabajo de la industria farmacéutica

“La industria farmacéutica ha hecho un gran trabajo, todo el sector”, ha valorado Salvador Illa. “Incluso en momentos muy críticos las compañías han obviado la legítima competencia entre empresas y han aunado esfuerzos para buscar soluciones compartidas”. El ministro de Sanidad también ha recalcado el “enorme esfuerzo” que están haciendo las compañías farmacéuticas, por una parte, para descubrir una vacuna eficaz y, por otra, para materializar su producción a gran escala.