El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido la existencia de una «segunda curva» de COVID-19, que «vuelve a elevarse de manera amenazante» y ha advertido de que su evolución en las últimas semanas «es preocupante».

En una declaración institucional en La Moncloa tras el Consejo de Ministros de este martes, el jefe del Ejecutivo ha transmitido un «mensaje de alerta, pero serenidad» por el gran avance de la COVID-19 en España. «Alerta porque la evolución es preocupante, especialmente en algunos territorios. Hay que atajarla. Serenidad porque estamos lejos de la situación de mediados de marzo. No podemos permitir que la pandemia vuelva a adueñarse de nuestra vida. No lo vamos a permitir», ha afirmado.

Sánchez ha instado a «tomar el control» para «doblegar esta ‘segunda curva’ que vuelve a elevarse de manera amenazante». En este sentido ha comentado que “tenemos que doblegarla unidos. Ya lo hicimos, sabemos hacerlo, y estoy convencido de que vamos a volver a hacerlo. Ya doblegamos la curva en situaciones más adversas y más dramáticas que las de ahora”. En su discurso se ha mostrado “convencido de que vamos a volver a hacerlo con la responsabilidad de cada uno y la responsabilidad de todos», insistiendo en que resulta «fundamental» que los ciudadanos continúen utilizando las mascarillas, lavándose las manos y guardando la distancia de seguridad, ya que «son gestos de solidaridad imprescindibles».

Reuniones familiares y ocio nocturno

Sobre las causas del gran aumento de casos en las últimas semanas, Sánchez ha señalado que es «evidente» y «público» que se deben principalmente a las reuniones familiares y están vinculadas al ocio nocturno. En este sentido, ha advertido de que «la población más joven se siente mucho más inmune a los efectos de la COVID-19, pero se pueden convertir en vectores que ataquen a colectivos mucho más vulnerables». «Es importante apelar a la responsabilidad de todos los que son objeto de transmisión del virus», ha agregado.

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo ha defendido que las causas del aumento de casos «son las mismas que en el resto de Europa».

En el Consejo de Ministros se ha presentado un informe sobre el balance de la evolución de la pandemia desde el fin del Estado de Alarma. Como conclusión, Pedro Sánchez ha resaltado que «hay territorios que han actuado con una mayor eficacia» frente al virus.

PCR y aplicación Radar COVID

Además, el presidente ha reivindicado que, desde la finalización del Estado de Alarma, se ha aumentado «un 186 por ciento» la realización de PCR por parte de las comunidades autónomas. «El esfuerzo que se está haciendo en la detección de contagios es extraordinariamente sobresaliente. Tenemos que estar serenos y vigilantes, continuar haciendo un esfuerzo de detección precoz y aislamiento, de anticipación al virus. Nuestro Sistema Nacional de Salud está mucho mejor preparado y conocemos mejor el virus», ha defendido.

Pese a estas afirmaciones, Sánchez ha «exhortado» a todas las comunidades autónomas a que adopten en sus territorios la aplicación ‘Radar COVID’ de detección de contactos. «Ha demostrado su eficacia en la prueba piloto en La Gomera, detectando casi el doble de contactos que los rastreadores manuales. En una implantación por encima del 20 por ciento, podría reducir el impacto de la pandemia en un 30 por ciento. Los medios digitales pueden ayudar también a salvar vidas. Todos los ciudadanos y CCAA deberían bajarse la aplicación», ha reclamado.

Rastreadores militares y Estado de Alarma

Asimismo, el presidente ha anunciado la disposición para las comunidades autónomas, «sobre todo en aquellas con más dificultad», de 2.000 militares para labores de rastreo de contactos de positivos con COVID-19, tal y como avanzó la ministra de Defensa, Margarita Robles, a Europa Press. «Incluso podríamos incrementar esta cifra lo que fuera necesario a través de la formación urgente que tenemos prevista. España cuenta con unas Fuerzas Armadas modernas y profesionales que ahora dan un paso al frente para proteger la salud de todos», ha apostillado.

El presidente del Gobierno ha invitado a las comunidades autónomas que lo necesiten a declarar un estado de alarma individualizado y defender su aplicación, así como sus posibles prórrogas, en el Congreso.

Ha detallado que, en caso de pedir ese estado de alarma individualizado, se desplegará ese mando único y, en esa «voluntad de co-gobernanza», acudirían junto al presidente autonómico al Congreso para explicar las causas sanitarias que los motivan y defender incluso su prórroga si es necesario.