El Ministerio de Sanidad y Consumo ha remitido a los aeropuertos españoles y compañías aéreas unas directrices en las que se informa de las medidas de vigilancia y control que deben adoptar en el caso de que un pasajero presente los síntomas de una variante de neumonía, dese se ha detectado en varias zonas de Asia, según recoge el diario EL MUNDO en su edición del lunes, 17 de marzo.

La responsable de este departamento, Ana Pastor, aseguró ayer que hasta el momento en España no se ha registrado ningún caso de esta enfermedad, denominada "síndrome respiratorio agudo severo (SRAS)".

España se suma así a la alerta declarada este fin de semana por la Organización Mundial de la Salud.

Las recomendaciones de la OMS, también transmitidas a las comunidades autónomas, consisten en la detección de pasajeros en los que se den los siguientes factores: fiebre alta (más de 38 grados), tos o dificultad respiratoria, haber estado en contacto con una persona que también haya padecido esta enfermedad y haber viajado en las últimas semanas a las zonas asiáticas donde se han producido casos de este síndrome (China, Indonesia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam)

En el caso de que se detecte un posible caso, la tripulación del avión alertará al aeropuerto de destino y a las autoridades sanitarias para su valoración clínica y posterior derivación asistencial.

Asimismo, se deberá informar a los pasajeros del avión y a la tripulación del estado de la persona y se establecerá un mecanismo por el que todos los tripulantes del avión deban facilitar sus datos a las autoridades de Sanidad Exterior, durante los 14 días siguientes al vuelo. En estos momentos, no se considera oportuno recomendar que se restrinjan los viajes a los citados destinos de Asia.

Aislamiento de los afectados

Hasta que se conozca mejor la causa de los brotes, la OMS recomienda que se apliquen técnicas de aislamiento a los pacientes con esta enfermedad. Este organismo advierte de que los casos podrían propagarse al personal hospitalario, por lo que las medidas de prevención en hospitales "deben extremarse". Al mismo tiempo, se recomienda la inmediata notificación a la red nacional de vigilancia epidemiológica de todo caso sospechoso.

En cualquier caso, la ministra señaló: "no tenemos nada por lo que preocuparnos" dado que están funcionando las alertas, por lo que pide "tranquilidad a los ciudadanos". Además, el director general de Salud Pública, José María Martín Moreno recuerda que "los tratamientos aplicados en estos países han sido efectivos" y que "la mortalidad es relativamente baja (de 160 casos sospechosos, se han producido 10 muertes).

El primer caso de esta enfermedad se produjo en Hong Kong a finales de febrero y hasta el momento, todavía se desconocen aspectos como el tiempo de incubación y no se ha identificado el organismo que la provoca.