Tras el incremento de casos de coronavirus en Italia el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se reunía con el Consejo Interterritorial del SNS para abordar cambios ante esta nueva situación en Europa y mejorar la detección de posibles casos en España.

La primera medida que se ha tomado es la ampliación y actualización de nuevas zonas de riesgo para la definición de casos. De esta forma, se han establecido como zonas de riesgo: todo el país de China (no sólo la provincia de Hubei), Corea del Sur, Japón, Singapur, Irán y cuatro regiones del norte de Italia: Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia Romaña.

Respecto a lo que supone esta medida, el ministro exponía que “las personas que presenten síntomas y que en los 14 días anteriores hayan estado en alguna de estas zonas de riesgo han de ser consideradas posibles casos y por tanto se deben realizar las pruebas y aplicar los procedimientos correspondientes”.

Por otra parte, otro de los acuerdos alcanzados con las CC.AA pasa por ampliar los perfiles en la detección de casos. Así, se ha decidido analizar a pacientes con sintomatología respiratoria grave, para los que se hayan descartado otras posibles causas.

Además, en la línea de reforzar la detección de posibles casos, el Ministro ha señalado que esta misma mañana se ha acordado, con el Ministerio de Fomento, AENA y Puertos del Estado, incrementar la información a los viajeros en puertos y aeropuertos. Además, se van a preparar piezas informativas para difundir en los aviones que aterricen en España, con medidas básicas de prevención y recomendaciones, especialmente en los que procedan de zonas de riesgo.

Puesta al día de los protocolos

Durante el CISNS no solo se ha decidido incrementar la sensibilidad del sistema para la detección precoz del coronavirus, sino que también se han puesto al día los protocolos de actuación en conjunto con todas las Comunidades Autónomas. De esta forma, ante los posibles escenarios que puedan darse en nuestro país, se ha resaltado el compromiso de los profesionales sanitarios y la robustez del Sistema Nacional de Salud.

El ministro ha cerrado su intervención recalcando que “seguiremos haciendo un seguimiento permanente y diario de la situación para adoptar cualquier medida adicional que sea necesaria, guiados por un principio básico: garantizar la protección de la salud de la población”.