El Ministerio de Sanidad va a proponer en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) algunas nuevas medidas para el control de la pandemia. Estas forman parte del nuevo borrador del plan de ‘Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la COVID-19’.  Este recoge las actuaciones que deberán llevar a cabo las regiones según sus niveles de alerta de transmisión de la COVID-19.

Entre las medidas más destacadas, están aquellas a aplicar en las zonas de mayor incidencia de transmisión de la COVID-19. Se prevé que se cierren los establecimientos con servicio no esencial, como por ejemplo los bares, a las 22 horas. También que se recomiende a la población no salir de sus domicilios. Igualmente, que se aconseje a la población evitar los espacios cerrados en los que se desarrollen actividades incompatibles con el uso de las mascarillas

En el de los establecimientos de restauración y hostelería, será la autoridad sanitaria quien valorará el cierre de las zonas interiores. Respecto a otros eventos, se propone limitar el aforo de los velatorios, entierros y ceremonias fúnebres a un máximo de 10 personas en espacios cerrados. Este será de 20 en espacios abiertos. También se pide aplazar si es posible, las bodas, bautizos o comuniones y, sino, cumplir los aforos marcados en los velatorios.

Niveles de transmisión de la COVID-19

En España, actualmente, las comunidades que se sitúan en una situación extrema Navarra (543,71 casos por 100.000 habitantes en 14 días); Aragón (265,29); La Rioja (301,77); Melilla (412,78) y Ceuta (221,76).

Por otra parte, Sanidad sitúa en el nivel alto a las regiones que tienen una incidencia acumulada de casos en 14 días de entre 150 y 250 por 100.000 habitantes (de entre 75 y 125 en siete días). En este nivel se sitúan actualmente Murcia (172,57 en dos semanas), Castilla y León (157,78).

El riesgo medio es cuando hay entre 50 y 150 casos en 14 días (entre 25 y 75 en una semana). En este momento, las comunidades que se situarían en este nivel serían: Madrid (145,23 en dos semanas); Extremadura (75,96); Comunidad Valenciana (61,17),;Castilla-La Mancha (138,33); Baleares (80,30); y Andalucía (55,33).

El Centro Europeo para el Control de Enfermedades ha establecido un umbral de incidencia acumulada en 14 días de 25 casos por 100.000 habitantes, para considerar que el riesgo comienza a incrementarse. Con un límite superior de 150 se considera que el riesgo es muy elevado.