El Ministerio de Sanidad ha iniciado la tramitación de un Real Decreto-Ley para permitir la venta de test de autodiagnóstico sin receta.  Es decir, poder realizar una prueba de antígenos o de anticuerpos, contra la COVID-19 en farmacias.

Desde febrero, la Comunidad de Madrid está realizando test de antígenos en farmacias y clínicas dentales. Sin embargo, esto siempre precisaban de prescripción médica. Isabel Díaz Ayuso solicitó al Ministerio de Sanidad que autorizara a las farmacias realizar estos test de antígenos. El Ministerio, finalmente, solo autorizó realizar test en zonas con alta transmisión donde se hagan cribados. Mientras tanto, otros países europeos, como Alemania, Francia Austria, Holanda y Portugal, ya venden estos test sin necesidad de receta.

Ahora, el Ministerio reconoce que la crisis sanitaria por la COVID-19 hace necesario aumentar la capacidad diagnóstica del Sistema Nacional de Salud.  “Teniendo en cuenta que la exigencia de prescripción para la venta al público de estos productos constituiría una importante barrera para su uso, es conveniente incluirlos entre los test de autodiagnóstico exceptuados de la necesidad de prescripción para su adquisición en farmacias” explica el Ministerio en su borrador,

Test de autodiagnóstico para limitar contagios

Por otra parte, estos test de autodiagnóstico serán claves para reducir los contagios en el entorno privado. No obstante, las reuniones familiares y de amigos siguen siendo el principal ámbito de transmisión del coronavirus. Así se desprende del último informe sobre la evolución del Covid-19 en España, publicado el viernes por el Ministerio de Sanidad.

En la última semana se han detectado 388 brotes en el ámbito familiar y 171 en el ámbito social. Le siguen por incidencia los brotes relacionados con las actividades deportivas y establecimientos de restauración.

El impacto en la actividad educativa es bajo, de manera que, en la última semana, el 99,3 por ciento de las aulas están en funcionamiento sin estar cuarentenadas. En el ámbito laboral, en la semana 16 se han notificado 212 brotes, aumentando con respecto a la semana anterior.

El sector empresarial y de la construcción continúa siendo el más frecuente dentro de este ámbito, seguido de los trabajadores de establecimientos de restauración y trabajadores temporeros y/o de empresas hortofrutícolas.