El Ministerio de Sanidad incluye desde hoy en el informe Gestión Integral de la Vacunación (GIV) nuevas tablas de incidencia. En las mismas, se puede observar la incidencia de la COVID-19 entre personas vacunadas y no vacunadas. Ya ha informado de que se actualizarán cada jueves.

“Es fundamental poner en valor el efecto de las vacunas”, no sólo en infecciones, sino en cuanto a infecciones graves, hospitalizaciones y fallecimientos, ha explicado al respecto Silvia Calzón. En este sentido, la secretaria de Estado ha defendido la necesidad seguir proporcionando información que anime a las personas no vacunadas a hacerlo.

Además, las tablas ofrecerán la tasa de infección entre personas vacunadas y no vacunadas por grupos de edad. Así, por ejemplo, entre las personas de 60 a 69 años vacunadas, la incidencia acumulada se sitúa en 23. Mientras entre los no vacunados, sube hasta 181 casos por cada 100.000 habitantes.

No obstante, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha defendido la necesidad de seguir apostando por la vacunación y la prevención como vectores clave para hacer frente a la COVID-19. Tal y como ha explicado la ministra, la vacunación ha tenido un efecto directo tanto en la bajada de la gravedad de los contagios. Por tanto, también en las hospitalizaciones, la ocupación hospitalaria de UCI y en la letalidad.

Incidencia en personas vacunadas y no vacunadas

En concreto, la ministra compadecía para dar cuenta de los principales datos de la situación epidemiológica. También del desarrollo de la Campaña de Vacunación frente a la COVID-19 en nuestro país.

De esta forma, los últimos datos mostraban una incidencia acumulada de 132 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. La tasa de vacunación con pauta completa está cercana al 90 por ciento. Así, se registraba un porcentaje de ocupación de camas hospitalarias del 5 por ciento y de un 2 por ciento de camas UCI.

Esta situación contrasta con la del pasado 11 de marzo de 2021. Entonces contábamos con la misma IA (132 casos), pero con tan sólo un 4 por ciento de vacunación. Por ello, se registraba una ocupación hospitalaria del 22 por ciento y del 7 por ciento en el caso de las camas UCI.