El Ministerio de Sanidad ha confirmado que todo está a punto para proceder a la repatriación de los repatriados españoles procedentes de Wuhan (China). Tal y como ha afirmado el ministro Salvador Illa “nuestra responsabilidad es velar por que puedan volver con todas las garantías para su seguridad y la del conjunto de ciudadanos. Y por ello, vamos a adoptar todas las precauciones, evitando al máximo cualquier riesgo”.

De esta forma, desde Sanidad se ha montado un dispositivo específico con este fin en el que a falta de que se concrete el vuelo que les trasladará, está previsto que dos equipos de Sanidad Exterior realicen una valoración inicial de las personas a bordo de la aeronave.

Cuarentena de catorce días

A continuación, se ha establecido que los pasajeros repatriados pasen una cuarentena de 14 días en el Hospital Gómez Ulla, siendo este el periodo máximo de incubación del virus. De hecho, se trata de una medida excepcional acordada en el seno de la UE para garantizar la seguridad de toda la ciudadanía de la Unión.

Para esta cuarentena, el Gómez Ulla ha reservado una planta para albergar a los ciudadanos de nuestro país procedentes de Wuhan, con el objetivo de que los mismos tengan libertad de movimientos dentro del área de cuarentena. Hay que recordar que entre los repatriados se encuentra algún menor de edad. “Vamos a tratar de que esta estancia sea lo más llevadera posible”, ha insistido el ministro. Asimismo, Las personas en cuarentena podrán recibir la visita de sus familiares de forma controlada y equipados con medidas de protección.

Salvador Illa se ha reunido con los directores generales de Salud Pública de las comunidades autónomas y sociedades científicas para asegurar también las medidas de prevención del personal sanitario que atienda a los españoles repatriados. Los mismos estarán equipados con las medidas de protección especificadas en los protocolos españoles.