El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que se han incorporado de forma gradual a más de 50.000 profesionales sanitarios al Sistema Nacional de Salud (SNS) para luchar contra el coronavirus. Además, se han entregado 1,5 millones de mascarillas en los últimos días, más 327.000 que se añadirán este jueves.

De los más de 50.000 profesionales, 8.000 son MIR de cuarto y quinto curso, 11.000 de Enfermería que se quedaron sin plaza, 10.200 estudiantes de Enfermería, 7.000 de Medicina de los últimos cursos y 14.000 médicos y enfermeros jubilados en los dos últimos años podrán incorporarse en función de las necesidades asistenciales.

De la misma forma, Illa ha resaltado que “todos” los centros de Sanidad privada están “a las órdenes” de las consejerías autonómicas de Sanidad, funcionando como “una única red”. “Esto está funcionando a plena satisfacción”, ha asegurado.

A estas medidas de fortalecimiento de materiales técnicos y de profesionales, “hemos de sumar el apoyo financiero que el Gobierno va a prestar a las CC. AA. para hacer frente a los gastos extraordinarios que genera esta situación excepcional”, señala.

Así, de la partida extraordinaria aprobada en el último Consejo de Ministros, “vamos a iniciar en las próximas horas la distribución de una primera cantidad de 210 millones de euros que ayuden a los gobiernos autonómicos a contar con una respuesta rápida para las acciones más urgentes”, explica el ministro.

Compra centralizada

Respecto al material, Illa ha aclarado que “el Gobierno no ha realizado ninguna incautación de mascarillas ni otro material técnico, sino que ha ido recibiendo información de las existencias, realizando adquisición mediante compras o donaciones y redistribuyendo entre los diferentes territorios”. Hasta ahora se han recogido, procedentes de compras y donaciones, más de millón y medio de mascarillas quirúrgicas, “cantidad que se verá incrementada de manera notable en los próximos días”, ha puntualizado.

La compra centralizada está diseñada para cumplir tres objetivos: reforzar los procesos de compra de las CC. AA., la distribución para cubrir necesidades acuciantes de la población y los profesionales y organizar la capacidad de producción a nivel nacional e internacional.

El ministro ha insistido en que los próximos días van a ser aún mas duros contra el coronavirus. “Seguiremos viendo un incremento de casos mientras nos vamos acercando al pico en los próximos días. Vienen los días más duros, estamos viendo y seguiremos viendo lamentablemente un incremento de casos. Es verdad, hay que decirlo con claridad, van a venir días duros y complicados”, ha concluido.