Ante el debate sobre reducir las cuarentenas por COVID de 7 a 5 o 4 días, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha zanjado que es un tema “absolutamente inmaduro”. Por ello no lo plantea para el momento actual, en el que además hay una incidencia elevada.

“Tenemos que ser muy conscientes de la situación en la que estamos”, ha aseverado.  Así, Darias afirmaba que las cuarentenas se mantendrán “mientras que las personas técnicas que asesoran no planteen otra cosa, que hasta el momento no lo han hecho” .Pese a ello, ha aclarado que “en cualquier caso, siempre hay un proceso de revisión continua de la situación”.

Aún afirmando que la incidencia sigue siendo elevada, sí ha valorado un “suave” descenso de casos, tras 11 semanas consecutivas de crecimiento. “Esta tendencia se observa en todos los grupos edad, salvo en los menores de 12 años, que están en proceso de vacunación, y los menores de 5”. Pese a ello, ha precisado que “los más vulnerables, los mayores de 60, son los que registran menos incidencia”. De esta forma, la incidencia actual es 7 veces superior a la de hace un año, con la tercera ola. Sin embargo, la ministra ha destacado que los indicadores de gravedad se han mantenido en una tendencia descendente. En concreto,  desde la segunda quincena de octubre.

Por otra parte, se ha dado a conocer que los preparativos técnicos para los cambios en el certificado Covid, acordados por el Consejo Europeo, están listos para su funcionamiento previsto el 1 de febrero. Dichos cambios son relativos a la validez del certificado de vacunación. Estos se circunscriben a 270 días y a la representación de las dosis de ‘booster’ (dosis de recuerdo).

Experiencia en el primer nivel de la Sanidad

En otro orden de cosas, también se ha anunciado que Sanidad y CC. AA. desarrollarán un estudio para medir la experiencia de los adultos en Atención Primaria. Se trata del proyecto ‘Pacient Reported Indicators Survey’ (‘PaRIS’). Esta es la primera encuesta internacional que medirá los resultados en salud y la experiencia en Atención Primaria, referidos por la población adulta, con especial interés en aquellos pacientes con una o más condiciones crónicas.

En el proyecto participan otros 20 países, además de España. El objetivo general es conocer el estado de salud percibido por los pacientes y su experiencia con los servicios prestados por la AP. De esta forma, se dirige fundamentalmente a personas de 45 y más años con al menos una enfermedad crónica.

Con los datos recogidos, se pretende desarrollar un conjunto de indicadores fiables, válidos, e internacionalmente comparables, relativos a los resultados y experiencias en salud referidas por los propios pacientes.