El presupuesto para el Ministerio de Sanidad para este año incluye una nueva partida de 3,76 millones de euros para la equidad en la compensación por asistencia sanitaria a pacientes principalmente de Enfermedades Raras derivados entre CCAA para su atención en centros, servicios y unidades de referencia (CSURs).

Según ha explicado el secretario general de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza, que ha comparecido en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso, con esta dotación presupuestaria las CCAA receptoras de pacientes van a poder recibir la compensación por la atención que prestan, fundamentalmente en enfermedades raras a ciudadanos de otras comunidades.

Además, con este presupuesto, el departamento abordará los principales asuntos de la prestación farmacéutica, como la gestión de precio y financiación de medicamentos y productos sanitarios, precios de referencia o actualizar Plan Estratégico de la Hepatitis C.

Castrodeza ha presentado a los diputados el presupuesto para Sanidad y Consumo, que dispondrá de 327 millones de euros, 11,3 millones más que en el 2016. La suma de este presupuesto y el de los organismos dependientes es de 384,33 millones de euros, es decir, aumentan un 4,52 por ciento respecto a 2016.

En este sentido, ha explicado que lo que persiguen estos presupuestos es "mejorar la respuesta asistencial que ofrecemos a los ciudadanos, reforzar la estabilidad laboral de los profesionales, agilizar la implementación y la total interoperabilidad de la sanidad electrónica, avanzar en la vigilancia de la salud y dar una respuesta transversal a las necesidades de la sociedad", en relación al reto demográfico que supone el envejecimiento de la población.

En el desglose por departamentos, la Dirección General de Ordenación Profesional contará con una dotación de 5,69 millones de euros. De ellos, 1,35 millones de euros se destinan a los gastos de preparación de la prueba anual de acceso a las plazas de formación sanitaria especializada, que es fundamental para garantizar el "altísimo nivel de los profesionales del sistema sanitario español".

En cuanto a la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación, se le dota con 37,21 millones de euros para la implantación de la e-salud. Según Castrodeza, actualmente el porcentaje de recetas dispensadas electrónicamente es del 88,7 por ciento y hay seis comunidades autónomas certificadas en interoperabilidad (Extremadura, Canarias, Castilla-La Mancha, Navarra, Comunidad Valenciana y Galicia).

A fecha 1 de abril de 2017, 36.280.851 ciudadanos disponen de algún documento clínico compartido en el Sistema de Historia Clínica Digital que podría ser consultado por un profesional de una comunidad distinta a aquella en la que reside el ciudadano. Para seguir con este impulso de los sistemas de información del SNS se destina una partida de dos millones.

Esta Dirección General también convoca subvenciones para organizaciones en materia de sida, partida que para 2017 se contempla que sea de dos millones de euros, frente a los 1,7 millones de 2016. El Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud pública de Canarias dispondrá de una nueva partida de un millón, que se destinarán a investigación e innovación.

La Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia contará con una dotación de 253,84 millones de euros, con un incremento del 4,92 por ciento respecto a 2016. Dentro de esta partida se contemplan transferencias para CCAA, que suponen 5,51 millones de euros, con un incremento del 214,86 por ciento. Así, se mantiene la dotación de 1,75 millones de euros para el Programa de reasentamiento y reubicación de refugiados.

Crecimiento del INGESA

El presupuesto para 2017 para el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria es de 241,74 millones de euros, lo que implica un crecimiento global del 3,15 por ciento, respecto al de 2016, es decir, 7,38 millones de euros más, que se destinarán principalmente a gastos de personal.

"Es uno de los mayores crecimientos presupuestarios que ha tenido esta Institución, lo que expresa el compromiso de este Gobierno en seguir mejorando la asistencia sanitaria de los ciudadanos de Ceuta y Melilla", ha declarado Castrodeza. Asimismo, ha asegurado que estás cuentas permiten al INGESA "afrontar las necesidades que tienen tanto Ceuta y Melilla como el Centro Nacional de Dosimetría en Valencia".

En relación a los organismos dependientes del área de Sanidad y Consumo, la suma de este presupuesto y el de los organismos dependientes es de 384,33 millones de euros.

El secretario general ha explicado que el presupuesto de gastos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios es de 47,71 millones de euros. Este año, además de continuar con las actividades básicas en su actividad, va a desarrollar diversas líneas de trabajo orientadas a dar mayores garantías a los ciudadanos en cuanto a la accesibilidad a medicamentos de calidad, seguros y eficaces.

En cuanto a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), su presupuesto asciende a 32,55 millones de euros, lo que supone un incremento en términos absolutos de 3,7 millones, y en términos porcentuales un aumento del 12,82 por ciento sobre el presupuesto de 2016. Se destinarán al programa de protección y promoción de los derechos de los consumidores y usuarios (16,55 millones) y al programa de Seguridad alimentaria y nutrición (16 millones).

Por lo que se refiere a la Organización Nacional de Trasplantes, se mantiene un presupuesto de 4,06 millones de euros. Además, la ONT gestiona las subvenciones a instituciones y entidades de cualquier titularidad sin ánimo de lucro destinadas al fomento de la donación y trasplante de órganos y tejidos, que tienen una dotación de 2,06 millones.

Para concluir, Castrodeza ha señalado que la Secretaría General de Sanidad y Consumo "contará con un presupuesto que permitirá llevar a cabo las actuaciones previstas, para contribuir a mejorar el SNS, optimizando los recursos públicos disponibles, para favorecer su sostenibilidad; e impulsar las políticas de consumo y seguridad alimentaria".