Redacción. Madrid.- La ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, ha destacado las iniciativas promovidas por su Departamento para facilitar a los profesionales sanitarios el conocimiento de la Biotecnología y su adecuada aplicación en la investigación biomédica y la práctica clínica. En concreto, la ministra se refirió a los 197 proyectos de investigación en Genómica y Proteómica financiados en 2002, por un importe de 13 millones de euros.

En la inauguración del Primer Foro Internacional de Biotecnología "Biospain", Pastor citó asimismo la convocatoria de Redes Temáticas de Investigación Cooperativa, del Fondo de Investigación Sanitaria (FIS), que tiene como objetivo acercar la investigación básica, clínica y epidemiológica. La convocatoria también servirá para mejorar la eficiencia de los recursos públicos destinados a la investigación, así como para fomentar la colaboración entre grupos y centros de investigación de calidad. En la presente edición, según informó Pastor, se han aprobado 4 redes de centros y 12 redes de grupos, con una dotación de más de 15 millones de euros.

En su intervención, la Ministra destacó también el trabajo de la Fundación para el Desarrollo de la Investigación en Genómica y Proteómica, iniciativa conjunta de los Ministerios de Sanidad y Ciencia y Tecnología, para fomentar la investigación en este campo, impulsar la transferencia de resultados y apoyar la creación de empresas de base tecnológica. En 2003, la dotación del Ministerio de Sanidad y Consumo para este proyecto ha alcanzado los 6,5 millones de euros.

Desafios en materia sanitaria

Uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la Sanidad en este siglo es ofrecer una respuesta adecuada ante los nuevos avances tecnológicos y científicos procedentes de la I+D en Biotecnología, afirmó Pastor, quien subrayó, en particular, los conocimientos derivados de la Investigación Genética y el desarrollo del Genoma Humano.

En este campo, señaló las nuevas posibilidades preventivas, diagnósticas y terapéuticas que se presentan, como el diagnóstico genético, el nacimiento de la Medicina molecular y los nuevos fármacos adaptados a las características genéticas individuales.

Para hace realidad estas oportunidades, añadió la ministra, es necesario un intenso esfuerzo de todos los sectores implicados: universidad, centros públicos de investigación, industria, investigadores, expertos en bioética, asociaciones de pacientes y autoridades reguladoras.