Que la Atención Primaria (AP) del Sistema Nacional de Salud (SNS) precisa de un fuerte impulso es un secreto a voces, conocido y sabido desde todos los ámbitos: profesional médicos, directivos, pacientes. En esta lista está incluido el Ministerio de Sanidad encabezado por la ministra María Luisa Carcedo.

Por ello, el Ministerio de Sanidad ha enviado a las 17 comunidades autónomas (CC.AA.) una misiva en las que les demanda que nombren a un especialista para intervenir  en la preparación de un texto con la finalidad de fomentar la Atención Primaria (AP), la puerta de entrada el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Esta iniciativa se enmarca en los objetivos que se ha fijado la ministra Carcedo tras escuchar las peticiones del colectivo  de los facultativos de Primaria -entre ellas más recursos humanos, así como mejores condiciones laborales-. Precisamente en el último encuentro, celebrado la pasada semana con una representación de especialistas de AP, la titular de la Sanidad española indicó su firme decisión de iniciar un diálogo para hacer frente a a los nuevos retos de Primaria.

Será el Consejo Interterritorial del SNS quien de modo monográfico estudie la situación en la que se encuentra la AP y las necesidades a futuro para hacer sostenible el sistema sanitario. Y lo estudiará tras el documento consensuado que se elaborará contando con representantes de los profesionales, de las instituciones y también de los usuarios del sistema.

El Ministerio en su carta enviada a las CC.AA. les insta a los servicios sanitarios autonómicos a que elijan sin demora al especialista que consideren oportuno para que tome parte en los trabajos que concluirán con el documento para promover la Atención Primaria a nivel estatal.

El cambio de estrategia para la Atención Primaria que se pretenden impulsar desde el Ministerio será abordado en la Comisión de Recursos Humanos del SNS, que tendrá lugar este mismo miércoles.  Y es que desde Sanidad son conscientes de la necesidad de amoldar la actual AP a las necesidades que nos están llegando con los cambios demográficos. Porque las necesidades de atención en primaria actual son bastante diferentes a las que había cuando se inicio la atención primaria tal y como la conocemos.

Pluripatologías y cronicidad

La amplia presencia de pluripatologías y la altísima cronicidad son dos ejemplos claros de la necesidad de adecuar la AP a la realidad actual y futura para lo cual hace falta tanto formación profesional permanente, como una innovación en la gestión. En este campo, las nuevas tecnologías deben jugar un papel fundamental liberando a los profesionales de labores administrativas para que lo dediquen más a la atención al paciente.

En plena coincidencia con las asociaciones de profesionales de AP, expertos en políticas sanitarias, la ministra María Luisa Carcedo considera que los cambios demográficos a los que asiste la población española hacen del todo necesaria la puesta en marcha de estrategias innovadoras que hagan frente tanto a la cronicidad como a las  aptitudes en tecnología, “que los médicos estén más preparados para lo que nos viene que es una masiva presencia de personas mayores”, sostienen también desde las Asociaciones Médicas.