El sector sanitario perdió 10.303 puestos de trabajo en enero de 2017, coincidiendo con la epidemia de gripe en diferentes comunidades autónomas, ha lamentado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), y, acumula una destrucción de empleo de 46.000 puestos de trabajo, desde el mes de septiembre, según datos de la Seguridad Social.

CSIF advierte de que las cifras de afiliación a la Seguridad Social publicadas reflejan además el abuso de la contratación de interinos y la  precariedad en el empleo de nuestras Administraciones Públicas. Para el sindicato, estas cifras de interinidad "no son razonables teniendo en cuenta que son ámbitos fundamentales de nuestro Estado del Bienestar y por tanto no pueden estar sometidos a esta variación, como ocurre en otros ámbitos como la hostelería, los servicios o el campo".

En este sentido, CSIF reclama que la Mesa General de las Administraciones Públicas prevista para mediados de este mes establezca una oferta de empleo público, sin tasa de reposición (que se pueda contratar por encima de las jubilaciones) y que se dé una solución al abuso de la interinidad.