La ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, han propuesto facilitar la jubilación activa de los médicos y pediatras de Atención Primaria (AP) en España, de forma temporal y excepcional, para solucionar el déficit de estos especialistas en el Sistema Nacional de Salud.

Así lo han avanzado en rueda de prensa este jueves, celebrada tras la reunión de la Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial de Salud (CISNS), seno en que han propuesto dichas medidas. "Ha sido muy bien acogida por todos los miembros del CISNS, y se suma a las medidas que ya hemos ido adoptando para seguir dando respuesta y fomentar la incorporación de médicos al SNS", ha comentado Darias.

Más allá de esta medida puntual, destacaron, el objetivo final es incorporar más médicos al SNS, siguiendo la hoja de ruta trazada y planificada de manera consensuada. Darias ha recordado que desde el año 2018 se han incrementado las plazas de formación sanitaria especializada en un 40 por ciento. Además, este año, los Presupuestos Generales del Estado cuentan con más de 50 millones de euros financiar el incremento de plazas públicas de las facultades de Medicina.

Programa piloto de jubilación activa

En concreto, se propone un programa piloto de jubilación activa “temporal y excepcional” con una duración de tres años “solo acotada a médicos de AP”.  A diferencia del sector privado, en el que los médicos tienen diversas posibilidades de prolongar la vida laboral en el sector público no está permitida la jubilación activa.

Por ello, los cambios que se van a hacer permitirán acceder a la jubilación activa a tiempo completo a los médicos y pediatras de Atención Primaria en el sector público, con un régimen mejorado de compatibilización de pensión con la actividad laboral, del 75 por ciento en lugar del 50 por ciento general. También se permitirá a los mismos profesionales acceder a la jubilación activa para trabajar en el sector público sanitario a media jornada, igualmente pudiendo cobrar un 75 por ciento de la pensión, en lugar del 50 por ciento que se permite con carácter general.