El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comparecido en rueda de prensa para ofrecer la última hora en el abordaje de la crisis del coronavirus informando de dos nuevas medidas de actuación. La primera de ellas ha sido la de refrendar la medida ya tomada por los propios profesionales sanitarios de cancelar o aplazar los congresos, jornadas o cursos destinados no solo a los médicos, tal y como recomendó el CGCOM, sino a todos los profesionales sanitarios. Esta medida, además, ha sido especialmente aplaudida por el ministro, quien ha querido agradecer la diligencia de los colegios profesionales al respecto.

“Los profesionales sanitarios son esenciales y sobre ellos descansa la respuesta al coronavirus”, ha argumentado Salvador Illa, recordando que en ocasiones estos encuentros duran varios días y que en este momento es necesario contar con todo el personal disponible.

Asimismo, ha recordado que, por el momento, hay 13 profesionales sanitarios afectados que permanecen aislados y un número importante de sanitarios apartados del ejercicio profesional por haber estado en contacto con los mismos, insistiendo en que “no nos podemos permitir” la falta de más médicos. Sin embargo, matizaba que por el momento “no hace falta movilizar a más profesionales”, insistiendo en que, aunque haya que tomar medidas para protegerlos de riesgos de contagios innecesarios, “contamos con un conjunto suficiente de profesionales sanitarios”.

La otra medida anunciada por Salvador Illa se centraba en la celebración de eventos deportivos. En concreto, el Ministerio de Sanidad ha recomendado que se celebren a puerta cerrada los eventos deportivos con afluencia de público de personas de zonas de riesgo. Estas zonas son el norte de Italia “que no todo el país”, como matizaba el ministro, además de China, Corea del Sur, Irán, Japón y Singapur. De hecho, el ministro recordaba una vez más, a la población general que “si no es imprescindible, la recomendación es no viajar a estas zonas”.

Respecto a los eventos deportivos, Illa diferenciaba dos escenarios posibles. El primero el de aquellas competiciones, profesionales o no, que estén implicadas en procesos de clasificación o ranking internacionales, que supongan un número importante de desplazamientos de personas en zonas de riesgo, para los que estará destinada esta medida. Por otro lado estarían aquellos que supongan el desplazamiento de grupos reducidos que puedan ser controlados y sometidos a vigilancia activa, que sí podrán celebrarse bajo estas premisas. En cualquier caso “ningún partido entre clubes españoles se verá afectado”.

Situación en Madrid

Más allá de estas dos medidas, Salvador Illa volvía a manifestar que en general la situación en España sigue siendo la de contención del virus, con medidas de detección precoz, insistiendo en que “si se siguen las recomendaciones generales y se cuenta con la colaboración ciudadana en cuanto a medidas de higiene personal (como el lavado de manos), el virus puede ser contenido en nuestro país”.

En cuanto a zonas más conflictivas como es el caso de la Comunidad de Madrid, la autonomía más afectada con un total de 46 casos, Salvador Illa informaba de que se estaba realizando un seguimiento “muy ajustado” y que existía una relación fluida con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, al que el ministro agradecía especialmente su esfuerzo.

Por el momento, no se han tomado nuevas decisiones al respecto de aumentar las medidas en Madrid, ni si quiera tras conocer el caso de un profesor afectado en la zona de Montecarmelo. “No se ha tomado ninguna medida relativa al cierre de colegios”, afirmaba el ministro.

Por último, en cuanto a los pacientes más graves, que permanecen ingresados en UCI, el ministro recordaba que todos ellos tenían alguna patología previa y que, pese a su estado de gravedad, actualmente estaban estables, sin que haya empeorado su situación. Por otra parte, los 5 españoles repatriados la semana pasada desde Wuhan salen entre hoy y mañana del Gómez Ulla.