CC. OO., UGT y CSIF no están para nada conformes con el Anteproyecto de Ley por el que se modifica la Ley 55/2003 del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud. La clave de su rechazo está, sobre todo, en la eventualidad.

Aseguran que en este anteproyecto, publicado en la página web de Sanidad desde el 5 de mayo, no se recogen ninguna de las propuestas conjuntas que las tres organizaciones sindicales elevaron al Ministerio. “Nosotros lo que planteábamos era la eliminación de la figura del eventual. La mantiene el Estatuto Marco y en la nueva redacción para la modificación de la ley sigue existiendo”, denuncian.

Ellos entienden que con la figura del eventual, y otras que se crean por necesidades o determinadas o urgencias, las administraciones sanitarias continúan contratando de manera eventual. “Consideramos que el mal que se producía en cuanto a la precariedad laboral se mantiene”, afirma a este medio Jesús Jordán, responsable de Políticas Públicas y Empleo de CC. OO.

Un problema solo de Sanidad

“Lo más grave del Anteproyecto es que el Ministerio pretende perpetuar la figura del personal eventual en el Sistema Nacional de Salud. Sería el único ámbito de la esfera pública o privada donde se consentiría este tipo de contratos, puesto que la limitación temporal que se establece en la propuesta del Anteproyecto es difícil de demostrar, ya que en el sector sanitario las plazas no están identificadas”, aseguraban las organizaciones en un comunicado conjunto.

En el mismo, señalaban que en la propuesta conjunta de CC. OO., UGT y CSIF se traspone la literalidad de la Ley 20/2021 en cuanto al tipo de contrato para las empleadas y empleados públicos, donde se dan herramientas suficientes para la contratación en cualquier Centro de trabajo público, también de los centros sanitarios. Pero creen que, con este anteproyecto, no respeta la Ley 20/2021. Tampoco los artículos 10, 11 y la Disposición Adicional 17ª de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público. Asimismo, señalan que la figura de personal eventual es también contraria misma Directiva 1999/70/ CE/ del Consejo, -Acuerdo Marco-.

“En el resto de administraciones públicas se hace la modificación del EBEP. Tanto la modificación del Estatuto de los Trabajadores como la reforma laboral va en el sentido de crear un empleo sin eventualidad. El problema aquí radica en las comunidades autónomas. Son las que no han dejado pasar ese filtro y mantienen el término de eventuales”, afirma.

Una cuestión que, asegura, solo pasa con Sanidad. “Va a ser la única administración pública donde se mantenga la posibilidad de empleo precario; de seguir contratando eventuales. Y sin ningún tipo de indemnización ni de estabilización en plantilla”, añade.

Están seguros de que ese gran número de plazas para la OPE de estabilización reflejarán "lo que ha supuesto la precariedad de empleo público en sanidad durante estos últimos años. Seguro que la cifra va a ser bastante contundente".

Sin modificación de los concursos de traslados

“Por otro lado, queríamos modificar la figura del contrato del relevo. Algo que tampoco se ha incluido de cara a las prejubilaciones en Sanidad”, prosigue.

Otro de los puntos que las organizaciones sindicales propusieron tenía que ver con la modificación de los concursos de traslados. La idea era que fueran concursos abiertos y continuos en el tiempo, algo que tampoco viene reflejado en el anteproyecto.

Todo ello está llevando a que médicos de distintas comunidades autónomas se estén movilizando en los centros de trabajo para que todas las plazas Covid se mantengan, y se consoliden las plantillas.