Redacción, Valencia-. La Consejería de Sanidad valenciana ha establecido una serie de instrucciones dirigidas a proteger a sus trabajadores temporales de Atención continuada, tal y como anunció el titular del departamento de Sanidad, Serafín Castellano, hace recientes fechas y de la que se hizo eco EL MEDICO INTERACTIVO (ver edición 12-02-2003).

En concreto, según se informa mediante un comunicado desde el Gobierno valenciano, el alta en la Seguridad Social se producirá desde el día del nombramiento hasta la fecha de cese, en virtud de las causas que figuren en dicho nombramiento. Con esta medida, se evitarán los efectos perniciosos de altas y bajas sucesivas y los periodos al descubierto de los trabajadores. Estos nombramientos temporales de Atención continuada constituyen una modalidad de trabajadores temporales destinados específicamente a cubrir guardias en hospitales y turnos de Atención Primaria continuada. Su objetivo es el de asegurar el funcionamiento constante de los Servicios públicos de Salud, garantizando de esta forma la máxima protección asistencial de los ciudadanos en todo momento, especialmente fuera del horario ordinario de funcionamiento de otras instituciones sanitarias.

La regulación de estos nombramientos ha supuesto en materia de Seguridad Social una serie de disfunciones importantes, al producirse puntuales altas y bajas por cada prestación de la guardia, afectando a las prestaciones sociales de los trabajadores, como las referentes al desempleo, incapacidad laboral transitoria, régimen de incompatibilidades, entre otras. Por ello, los nombramientos de este tipo de atención fueron objeto de una regulación específica para el personal médico, y teniendo en cuenta la jurisprudencia existente para este tipo de trabajadores se establece una relación laboral mediante "nombramiento" y no por "contrato". Asimismo, el cese se producirá cuando varíen las circunstancias de dicho nombramiento. Esto significa que, si no varían las circunstancias y no se produce ninguna causa de extinción, el vínculo con la administración sigue vigente. Así, carece de sentido cursar la baja cada vez que se cesa en el puntual día de trabajo, pues el alta no la determina el trabajo efectivo sino la relación jurídica – el nombramiento- .

Así pues, el personal eventual nombrado para la prestación de la Atención continuada será dado de alta en la Seguridad Social con fecha de inicio del nombramiento, cotizando mensualmente por los módulos de atención efectivamente prestados y será dado de baja cuando se produzca el cese por las causas estipuladas en el nombramiento.