Las cifras oficiales publicadas por el Ministerio de Sanidad siguen creando controversia en medio de la validación individualizada de los casos, que está suponiendo discrepancias respecto a las cifras ofrecidas en los días previos.

En el último informe, se contabilizan 39 fallecimientos en España por COVID-19 en los últimos siete días. Sin embargo, la cifra global de fallecimientos desde el inicio de la pandemia solo ha aumentado en uno, situándose en los 27.118.

Desde el Ministerio de Sanidad se explica que esto se debe a que “únicamente se suman al total de forma diaria los casos en los que consta como fecha de fallecimiento la del día previo a la hora de elaboración del presente informe”.

Por comunidades autónomas, las 39 muertes de los últimos siete días se distribuyen de la siguiente manera: Aragón una, Canarias una, Castilla-La Mancha dos, Castilla y León 4, Cataluña nueve, Comunidad Valenciana una, Extremadura tres, Galicia seis, Madrid seis, Murcia una y La Rioja cinco. El resto de comunidades autónomas no ha informado de ningún fallecimiento en la última semana

Por otra parte, en cuanto a nuevos diagnósticos, se han contabilizado 231 nuevos casos frente a este martes, elevando la cifra total a 236.769. Esto supone un pequeño incremento en positivos, ya que ayer se informó de 194.

De acuerdo con las cifras aportadas por Sanidad, en las dos últimas semanas se han diagnosticado 6.863 positivos, de los que 3.007 son de los últimos siete días. Sin embargo, los que han iniciado síntomas en las últimas dos semanas son apenas 974, 199 en la última semana.

Respecto a los nuevos casos en las últimas 24 horas, Andalucía ha registrado cuatro, Aragón quince, Baleares cinco, Canarias tres, Castilla y León nueve, Cataluña 93, Comunidad Valenciana seis, Galicia dos, Madrid 81, Murcia uno, Navarra siete y País Vasco cinco

Asimismo, en los últimos siete días se han producido trece ingresos en UCI (11.374 a nivel general) y 283 hospitalizaciones (123.657 desde el inicio de la pandemia).

13.000 muertos más desde el inicio de la pandemia

Durante el día de hoy también se han dado a conocer los últimos datos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), que utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia.

Según el mismo la mortalidad en España por todas las causas se ha disparado un 55,2 por ciento entre el 13 de marzo y el 22 de mayo, periodo en el que España está bajo el estado de alarma por el coronavirus.

De acuerdo con estas cifras, se han producido 43.034 fallecimientos más de los esperados entre estas fechas en una situación normal: se estimaba que en este periodo se iban a producir 77.817 muertes, pero el sistema contabiliza 120.851. La actualización del MoMo de este miércoles ha incorporado otras 13.250 muertes que no se habían incluido hasta ahora por retrasos en los registros civiles durante los peores momentos de la pandemia. Esta demora se sitúa en una mediana de 54 días, con variabilidad entre comunidades autónomas.

La mayor diferencia en cifras se produce en Cataluña, que ha agregado 8.514 muertes al sistema que no se habían notificado aún. Castilla-La Mancha también ha sufrido un importante aumento: un exceso del 206 por ciento (5.114 muertes más de las esperadas), con 7.596 muertos notificados. Madrid también muestra unas cifras similares: 162 por ciento más de muertes (14.104), con 22.821 fallecimientos frente a los 8.716 esperados. Como último ejemplo, Navarra tiene un exceso de 610 muertes (137 por ciento más), con 1.055 fallecimientos, en comparación con los 446 esperados.