Redacción/E.P.- El consejero de Salud, Santiago Cervera Soto, ha valorado positivamente el informe de asesoramiento sobre el gasto sanitario de la Comunidad Foral 1994-2001, elaborado por la Cámara de Comptos, en el que se constata que el gasto del Departamento ha crecido un 56″4 por ciento en estos años, menos que el del conjunto del Gobierno de Navarra, que supuso el 74 por ciento, habiendo aumentado de forma importante la actividad asistencial y la cobertura de la Sanidad pública.

Concretamente, y a raíz del informe el consejero ha destacado cómo la cobertura de la Tarjeta Individual Sanitaria (TIS) ha pasado del 85 por ciento al 96 por ciento de la población. Además, ha resaltado el crecimiento de la productividad del Sistema sanitario público navarro, ya que en el periodo estudiado han aumentado las consultas y las intervenciones quirúrgicas por encima del crecimiento del personal, que ha sido del 17 por ciento. Una mejora ésta que, según ha recalcado Cervera, se ha logrado gracias a una gestión más eficiente y a la introducción de nuevas técnicas, como las de Cirugía ambulatoria. Asimismo, ha subrayado que los datos del informe descartan que el gasto esté "descontrolado", como lo demuestra el hecho de que el crecimiento haya sido menor que el del conjunto del Gobierno y que la desviación presupuestaria permanezca constante en torno al 3 por ciento. Finalmente, Cervera ha afirmado que la viabilidad futura del sistema está garantizada, teniendo en cuenta que el porcentaje del PIB destinado a la Sanidad se sitúa en un 4,8 por ciento, un porcentaje que se mantiene estable, aunque está por debajo del 7 por ciento de la media europea.

Según se señala en un comunicado del Gobierno foral, en el informe se señala que el concepto que más ha incrementado su factura ha sido el de fármacos hospitalarios, que ha subido un 120 por ciento (3.579 millones de pesetas en 2001), seguido del pago por recetas que ha crecido un 84 por ciento hasta situarse en 16.917 millones (30.394 pesetas por habitante). El capítulo de inversiones ha tenido un aumento del 81 por ciento (3.591 millones de pesetas en 2001). Respecto al PIB, el gasto del Departamento de Salud ha oscilado en los años objeto de estudio entre un 4,7 y un 4,8. En el año 2001, el presupuesto del Departamento, con 85.000 millones de pesetas, supuso el 22,3 por ciento de los presupuestos del Gobierno de Navarra.

Dicho informe analiza también la actividad asistencial, y en este aspecto se señala que ha experimentado crecimientos importantes en consultas, ingresos, intervenciones y urgencias. El número de ingresos en 2001 ascendió a 53.098 (un 11,6 por ciento más que en 1994). También se incrementaron las intervenciones quirúrgicas en un 44 por ciento (un total de 42.503 realizadas en 2001), descendiendo, por el contrario, las estancias y el número de camas, debido a la introducción de nuevas técnicas y de cirugía sin ingreso

Concretamente, las consultas de Atención Primaria han crecido un 6,5 por ciento ( 2,5 por ciento las de Medicina general y 36,6 por ciento las de Pediatría) hasta alcanzar una media de 5.001 visitas por cada mil habitantes. Por su parte, las consultas de Especializada han aumentado un 28,8 por ciento hasta sumar 870.818 en 2001. El incremento es especialmente importante en primeras consultas, que han crecido un 37,9 por ciento. Ha aumentado también el volumen de urgencias atendidas en un 29,4 por ciento (239.195 en el año 2001), con una media de 430 urgencias por mil habitantes.

Lectura del Informe, según los socialistas

Por su parte, el secretario de salud del Partido Socialista de Navarra(PSN), César López Dios, analizó el informe sobre el gasto sanitario y aseguró que confirma que en el departamento no se presupuesta bien y que existen por ello "problemas de gestión". Agregó que el estudio no alcanza el año pasado, en el que el déficit previsto por la propia consejería era de 75 millones de euros."Hoy, seguramente, son más. No hay empresa que pueda sostener un déficit de 75 millones de euros. Si es de un ejercicio, sería espectacular. si es de varios, es que no han sabido gestionar bien ese déficit y haber inyectado lo suficiente para paliarlo",criticó y Dios aseguró que es "positivo" el informe de Comptos si bien reconoció que la interpretación puede ser distinta según quién lo lea.

El responsable socialista criticó que la presupuestación no es correcta y que en 2001, la propia Comptos encontró en las Cuentas Generales 3.826 millones de pesetas gastados por Salud, pero no contabilizados en esta consejería.También rechazó que no se controla por una "mala gestión" el gasto farmacéutico, que en Navarra crece por encima de la media nacional, criticó, y que el número de camas por habitante se haya reducido en Navarra un 9 por ciento. Asimismo rechazó que el informe de Comptos compare el sistema sanitario navarro con el del Insalud, por no ser una comparación homogénea.

Por otro lado, dijo que no se puede consentir que el propio consejero reconozca que no se presupuesta bien el gasto en Salud. O no saben o no quieren presupuestar bien", añadió. Por otro lado, afirmó que el informe de Comptos no recoge el pago a centros sanitarios privados de Navarra o de comunidades vecinas, que a juicio de López Dios prestan servicios pagados con dinero público porque el Gobierno no reconoce que sus profesionales "están capacitados" para afrontar todos los servicios sanitarios, dijo. El responsable socialista explicó que una de las conclusiones positivas es que "el sistema es sostenible y se pueden introducir nuevas prestaciones". Aunque el informe de Comptos recoge que la desviación presupuestaria es de un 3,7 por ciento, dijo, puesto que el gasto sobre el PIB en Navarra está por debajo del de otros países, "tenemos un colchón de crecimiento de gasto".

"El consejero de Salud ya no se tiene que poner mucho las pilas, él personalmente se ha despedido de los ciudadanos y tampoco le vamos a pedir mucho más. Pero el informe de Comptos nos da la razón: existen problemas de gestión en Salud, de presupuestación, porque no quieren o no saben, y no hay riesgo para la consolidación del sistema, concluyó López Dios.

Creación del Servicio Rural de Urgencias Extrahospitalarias en 3 meses

La Comisión de Sanidad del Parlamento de Navarra ha aprobado , con el voto en contra de Unión del Pueblo Navarro, una moción de IUN por la que se insta al Gobierno foral a crear, en el plazo de tres meses, un Servicio Rural de Urgencias Extrahospitalarias como servicio de refuerzo de Atención Primaria y diferenciado del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

Según dice la moción, se trata con la creación de dicho servicio, de sostener una atención a la población "continuada y de calidad", dar estabilidad en el empleo, equiparar las condiciones laborales, unificar criterios de gestion y regular la planificación y organización de este dispositivo en la Comunidad foral. La parlamentaria de IUN, Isabel Arboniés, expuso que los profesionales sanitarios de refuerzo, unos 130 que trabajan mayoritariamente en zonas rurales, realizan largas jornadas laborales, sin vacaciones, con contratos de seis meses, y señaló que "es necesario revisar estas condiciones".Por parte del PSN, Elena Torres destacó la "precariedad" laboral de estos profesionales, que sufren, dijo, "agravio comparativo". Según apuntó, ocupan plazas "estructurales", por lo que primero sería necesario que se reconocieran estas plazas. El parlamentario de CDN, Andrés Basterra, opinó que es hora de solucionar este problema.

Por su parte, el parlamentario de UPN José Javier Viñes se mostró favorable a dar solución a este asunto, pero opinó que la creación del Servicio Rural de Urgencias Extrahospitalarias no es el "camino más adecuado", y expuso que "el Servicio Navarro de Salud tiene sus cauces".