Sara Montero, licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Barcelona, es la nueva directora de Lundbeck México, Latinoamérica y los Países Andinos, empresa farmacéutica dedicada a tratar enfermedades del Sistema Nervioso Central. Su objetivo es claro, contribuir a la mejora de la calidad de vida de los pacientes que viven con algún trastorno psiquiátrico o neurológico a través de la innovación.

Con el antecedente de seis años de impecable trabajo en Lundbeck España e Iberia, Sara Montero ha acompañado la visión y el compromiso de la compañía junto a la comunidad médica para crear mecanismos que permitan a la población tener salud mental y física.

Hoy su experiencia es traída a México, desde donde implementará estrategias exitosas para cambiar la realidad de las enfermedades mentales y EL MÉDICO INTERACTIVO México platicó en exclusiva con ella.

¿Qué significa para llevar el liderazgo de Lundbeck en 17 países latinoamericanos y andinos?

Para mí de manera personal y profesional representa un honor recibir este cargo para continuar con el compromiso de Lundbeck en México, Latinoamérica y los Países Andinos; en cada una de las naciones tenemos retos específicos que debemos afrontar para mantener el liderazgo de la empresa en el tema de salud mental. De manera personal es un reto de crecimiento cambiar de país de residencia con mi familia. Es importante destacar que la transición ha sido mucho más fácil de lo que esperábamos, pues las personas son muy cálidas y la cultura no me es ajena, esto aunado a que la lengua española nos ha facilitado todo. Los mexicanos tienen grandes fortalezas como la de adaptarse a cosas nuevas y a trabajar juntos, lo veo en mi día a día con mis colaboradores, así que estoy en un país muy rico y basto, estoy agradecida con mis compañeros por recibirme tan bien.

¿Qué representa México para Lundbeck?

México es una región importante para la compañía. Hemos detectado que las enfermedades neurológicas y psiquiátricas han venido en aumento debido al envejecimiento general de la población y a la actual dinámica de la vida, igual que en el resto del mundo. Nuestro foco de estudio se encuentra en padecimientos como la depresión, esquizofrenia, Alzheimer, trastornos del sueño, migraña y trastorno bipolar. Admiramos la preocupación del gobierno mexicano sobre la salud mental de sus trabajadores, por ejemplo, con acciones como la emisión de la NOM-035, que ofrece a los trabajadores identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo y promover un entorno favorable en los centros de trabajo, y nos unimos a ese compromiso, queremos terminar con el estigma sobre las enfermedades mentales. La realidad es que todo el mundo se está viendo afectado, de una u otra manera, en la salud mental por la rapidez de la vida diaria, sobre todo el estrés y la ansiedad que impactan de manera negativa es por eso por lo que sabemos lo beneficiados que serán los trabajadores al hacer accesibles los mecanismos de cuidado como los que se contemplan en la ley.

¿En qué áreas de investigación se estará enfocando la compañía para los próximos años en México?

Nuestras principales áreas de estudio en México son: depresión, esquizofrenia, Alzheimer, migraña, trastornos del sueño y trastorno bipolar. El año pasado lanzamos un producto para esquizofrenia y depresión como es el brexipiprazol. Para enero del 2021 tenemos previsto lanzar una nueva presentación de vortioxetina, la presentación de 15mg. para el tratamiento de la depresión. Del mismo modo para el 2022 vamos a lanzar 2 fármacos más:

  • Aripiprazol inyectable para el tratamiento del Trastorno Bipolar y la esquizofrenia.
  • Eptinezumab, el primer biológico creado para el tratamiento de la migraña, único con dosificación trimestral.

 

Como compañía de innovación, siempre estaremos a la vanguardia para brindarle a los pacientes, no sólo de México sino del mundo, las terapias más seguras y eficaces en el campo de la salud mental.

¿Cómo trabaja Lundbeck con la comunidad médica mexicana? ¿Qué deben esperar los expertos en el cuidado de la salud de la compañía sobre educación médica continua?

Desde que Lundbeck llegó a México, en el año 2000, hemos logrado posicionarnos ante la comunidad médica que atiende y trata las enfermedades del Sistema Nervioso Central, ya que nuestra investigación y desarrollo de fármacos y biológicos está enfocada al 100 por ciento a este tipo de padecimientos. Nuestra estrategia es invertir fuertemente en la formación médica continua para nuestros profesionales de manera presencial; sin embargo, hoy día tenemos como prioridad cuidar la salud de todos y hemos parado hasta que las reuniones presenciales sean seguras de nuevo, es decir, cuando pase la pandemia por COVID-19. También tenemos talleres para acercarnos con periodistas especializados en salud y ayudar a que la comunicación científica sea certera y efectiva.

¿Cómo ha reaccionado Lundbeck con relación a la pandemia por COVID-19?

Estamos realmente preocupados por la salud de nuestros colaboradores y empleados, lo más valioso que tenemos en Lundbeck son nuestras personas, así que hemos de seguir las directrices sanitarias y del gobierno. Todos en la compañía estamos trabajando a distancia de manera indefinida (home office). Cada día nos reunimos con el comité de crisis de la compañía para determinar nuestras acciones generales y con respecto a la pandemia. Como empresa estamos preparándonos para tener un stock suficiente para garantizar el abasto de nuestros tratamientos y suministrar, en caso de que la sociedad o el gobierno lo requiera, los medicamentos para la población.

¿Cuál es el mensaje a los médicos y las asociaciones médicas especializados en salud mental que lee a El Médico Interactivo México?

En Lundbeck estamos comprometidos con seguir innovando en tratamientos seguros y eficaces que permitan que todo aquel que viva con alguna enfermedad mental tenga una solución que le permita tener mejor calidad de vida. A pesar de que hoy en día todavía existen pacientes que deben ser internados, existe una gran población que puede estar en sus casas y convivir con otras personas; les ayudamos a tener calidad de vida, pero también les brindamos integridad, no sólo a ellos, sino también a sus familiares y cuidadores. Es así como enfrentaremos los desafíos de trabajar con el gobierno de México, nuestros stakeholders y sumar esfuerzos para hacer accesible la salud mental a través del respeto y la empatía con cada uno de ellos.