El sindicato SATSE insiste en que “no se puede prolongar por más tiempo” la situación de “precariedad absoluta” de las enfermeras. En concreto, denuncian la sobrecarga laboral que sufre este colectivo.  Así, denuncian las jornadas de trabajo “extenuantes”, doblajes de turnos, y ausencia de descansos. Incluso en los días libres, llegan a recibir llamadas telefónicas constantes para que se incorporen a trabajar en dichos días que legalmente les corresponden de descanso. Todo ello en un marco de contratos “inestables y precarios” y cambios permanentes de unidad y servicio en los hospitales.

Asimismo, esta sobrecarga laboral se traduce en asignaciones de hasta 20, 25 y 30 pacientes para una enfermera en hospitales. Incluso de hasta 200 personas residentes en los centros sociosanitarios. Todo ello sin olvidar que la mayoría de dichos centros sociosanitarios no disponen de enfermera las 24 horas del día. Por el contrario, el trabajo se centra sobre todo en el turno de mañana. Igualmente, SATSE matiza que esta sobrecarga laboral se lleva con “unas condiciones retributivas cuyo salario base es de unos 1.200 o 1.300 euros al mes”.

Soluciones a la sobrecarga laboral

Ante esta situación, SATSE ha exigido públicamente una “respuesta urgente” de las distintas administraciones públicas. También a las organizaciones políticas con presencia parlamentaria. Todo ello para resolver de “inmediato” la “grave” situación laboral, profesional y retributiva de las enfermeras.

“Está clara la responsabilidad directa de quienes han llevado a la Sanidad de nuestro país a una situación límite. Con altos índices de precariedad laboral y retributiva que la sitúan a la cola de Europa. Donde, por cierto, los ciudadanos de la mayoría de los países que la configuran disponen de más de nueve enfermeras por mil habitantes. Mientras, los ciudadanos de España solo cuentan para ser atendidos y cuidados con poco más de cinco enfermeras por mil habitantes”, han enfatizado.  Una situación y una sobrecarga laboral que es la responsable de que más de 8.000 enfermeros se hayan visto obligados a emigrar a Europa buscando una mejor oportunidad de trabajo.