SATSE viene denunciando desde hace tiempo las graves deficiencias existentes en los centros de mayores de nuestro país en materia de recursos humanos y materiales. Especialmente en su relación con los servicios sanitarios. Es por ello que el sindicato ha pedido la convocatoria “urgente y extraordinaria” de una reunión conjunta de los Consejos Interterritoriales de Sanidad y Servicios Sociales para evaluar la situación de las residencias.

Según SATSE, una vez finalizada ya la vacunación contra la COVID-19 en las residencias de mayores, es necesario un acuerdo entre todas las administraciones competentes. Así piden la puesta en marcha de “las actuaciones ya comprometidas de cara a mejorar la atención y cuidados en estos centros asistenciales, sean de carácter público, privado o concertado”.

La evaluación de la situación de las residencias

El Sindicato de Enfermería recuerda que, en el marco de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, los distintos partidos políticos acordaron una serie de medidas. El objetivo de las mismas era lograr una correcta coordinación entre estos centros sociosanitarios y la Atención Primaria y Especializada. “A día de hoy, aún no se han empezado a poner en marcha“, lamentan sobre la situación de las residencias.

SATSE destaca que los enfermeros “están llamados inexcusablemente a desarrollar un papel fundamental en la necesaria coordinación y comunicación entre los ámbitos sanitarios y de servicios sociales”.

De esta forma, apuesta por la creación de un órgano de coordinación entre los sistemas sanitario y social. El mismo estaría encargado de planificar de manera conjunta los cuidados de larga duración. También de establecer un sistema integrado de información y asegurar la calidad de las prestaciones. Igualmente, definiría los protocolos a seguir en casos de crisis sanitarias como la actual.

Por último, SATSE considera “absolutamente necesario” reforzar las plantillas de profesionales que trabajan en este tipo de recursos de servicios sociales. Especialmente, las de enfermeros. Al respecto, incide en que la media de personas mayores por cada enfermero supera los 100 residentes. Pese a ello, hay comunidades autónomas donde hay centros con más de 200 personas por cada profesional.