El Sindicato de Enfermería, SATSE, reclama que las CC. AA. destinen de los presupuestos a Sanidad de un 20 a un 25 por ciento a Atención Primaria. Este aumento del presupuesto de Atención Primaria es más necesario que nunca. No solo para mejorar su actividad ordinaria, sino para poder realizar una eficaz labor de detección y seguimiento de casos de afectados con la COVID-19. Especialmente para detectar y frenar posibles rebrotes.

Además de la necesidad de aumentar la inversión económica en este nivel asistencial, el sindicato que defiende una mayor coordinación de Atención Primaria con la Atención Especializada. También la dotación de recursos y medios básicos de diagnóstico. Todo ello sin olvidar una mejor planificación de la atención a crónicos, pluripatológicos y personas dependientes.

“Uno de los graves déficits de nuestro Sistema Nacional de Salud que la gestión realizada frente a la pandemia de la Covid-19 ha constatado es la escasez de recursos humanos y materiales que sufre desde hace años la Atención Primaria”, apostillan desde SATSE.

Otras demandas para el aumento del presupuesto

Además, este aumento de presupuesto de Atención Primaria debería ir destinado a una serie de mejoras. Así, desde la organización sindical se apuesta por la generalización de la cirugía menor, la atención domiciliaria y el seguimiento a crónicos. También la hospitalización a domicilio, y el triaje por parte de las enfermeras y enfermeros en la atención no urgente no demorable. Todo ello acompañado de los recursos y medios necesarios de manera adicional.

Otras demandas son potenciar la realización de programas de atención a la cronicidad y garantizar la atención a la mujer en todas las etapas de su vida. Para ello debería contarse con la presencia de, al menos, una matrona en cada centro de salud. Por último, apuntan el propiciar el desarrollo de la prescripción enfermera, a través de las guías, protocolos y acreditaciones necesarias, antes de octubre de 2020.