El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado al Gobierno y a las Comunidades Autónomas que acaben con las deudas pendientes con los profesionales sanitarios. Es decir, los recortes que ocurrieron hace ya diez años en el momento del inicio de la crisis económica.

Entre las deudas a las que hace referencia el sindicato, se encuentra el recorte de las retribuciones mensuales de estos profesionales sanitarios en casi un 6,5 por ciento. También el 33 por ciento en el caso de las pagas extraordinarias. Esto ha conllevado una pérdida de poder adquisitivo acumulada que el Sindicato estima de en torno al 30 por ciento.

Otras deudas con los sanitarios

De igual manera, recuerda otras deudas pendientes con los sanitarios. Así exponen que aún no se ha recuperado la jornada laboral de 35 horas semanales en un total de ocho comunidades autónomas. Igualmente sigue vigente la suspensión de la progresión de la carrera profesional en algunas autonomías. También está pendiente la anulación o congelación de distintos acuerdos de mejora de condiciones laborales. Estos estaban desarrollándose y que quedaron paralizados en su ejecución o cumplimiento en su momento.

“Todos estos perjuicios laborales, que en su día se aseguró que serían temporales, se siguen perpetuando con el paso de los años”, exponen desde el sindicato. Esto supone la precarización de las condiciones de trabajo de unos profesionales. Los mismos que antes, durante y después de la pandemia del Covid-19 están demostrando una dedicación, compromiso y esfuerzo innegable e imprescindible a favor de la salud pública. Todo ello “contrasta con la inaceptable falta de respeto de la administración a su dignidad laboral”, concluyen.