Uno de los debates de la vuelta al cole es la necesidad de asegurar la figura de enfermería en los centros educativos.  Este es además el reclamo de diferentes sindicatos. Es el caso del Sindicato de Enfermería en Madrid (Satse Madrid) y el Sindicato independiente del profesorado de la enseñanza pública (Anpe-Madrid). Los mismos han solicitado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la presencia de Enfermería Escolar en todos los centros educativos públicos de la región.  Ambos sindicatos defienden que esta figura “se ha vuelto imprescindible en las actuales circunstancias”.

El Gobierno regional ha incluido en su estrategia para el inicio de curso escolar 2020-2021 la incorporación de 150 enfermeras. Estas se añaden a los 400 actuales. Sin embargo, la cifra de enfermería en los centros educativos resulta “insuficiente” para los sindicatos. Tal y como informan, la mayoría de los centros seguiría sin contar con esta asistencia”.

Enfermería en los centros educativos

“La ausencia de estos profesionales en los centros genera graves problemas, pues los docentes se ven obligados a atender necesidades de salud ajenas a sus competencias”, argumentan desde los sindicatos. En concreto, insisten que además la falta de enfermería en los centros educativos puede perjudicar la escolarización de niños con enfermedades crónicas.

“La enfermería escolar podría, además de las labores propias, hacer de enlace con los rastreadores, detectando casos en el núcleo familiar del alumno”, han indicado. El cometido fundamental de la enfermera escolar debe ser la gestión de aspectos relacionados con el COVID-19. Sin embargo, a la larga, este servicio permitiría ofrecer una buena educación en salud a los jóvenes. También ayudaría a propiciar la adquisición de hábitos de vida saludables en edades tempranas y la reducción de riesgos de enfermedades futuras.