La reunión ha sido inaugurada por el alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien ha destacado el problema de las desigualdades de salud en todo el mundo, así como la necesidad de poner fin al estigma que todavía se asocia con el VIH.

“Me honra que los líderes de la ciudad y la salud de todo el mundo se unan en Londres. La primera reunión internacional de ‘Fast-Track Cities‘ será un evento verdaderamente histórico en nuestra lucha contra el VIH y las desigualdades en salud”, ha dicho, para avisar de que todavía queda “mucho por hacer” porque muchas personas siguen contagiando el sida.

En este sentido, el alcalde de Londres ha realizado un llamamiento al gobierno británico para que financie la profilaxis previa a la exposición (PrEP) a todos los que lo necesiten, porque ya se sabe que funciona, detiene la propagación de la infección y ahorra dinero a largo plazo.

“Hemos visto que para una respuesta eficaz al VIH es fundamental eliminar las desigualdades, los desequilibrios de poder, la marginación y la discriminación”, ha añadido la directora ejecutiva de ONUSIDA, Gunilla Carlsson.