La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos ha autorizado el primer test de coronavirus para detectar casos positivos  de COVID-19 asintomático.

La autorización elimina la necesidad de que se consideren los factores de riesgo como la exposición o la propagación entre la comunidad al prescribir esta prueba”, ha dicho el organismo en un comunicado.

También, ha considerado que esta prueba para detectar COVID-19 asintomático podría ayudar a hospitales, negocios y escuelas, entre otros.

“La autorización por parte de la FDA de la primera prueba diagnóstica que podrá ser usada por cualquier persona, independientemente de si muestra síntomas del coronavirus o tiene factores de riesgo, es un paso hacia un tipo de estudio más amplio que podría ayudar a la reapertura de escuelas y centros de trabajo”, ha asegurado el comisionado de la FDA, Stephen Hahn.

Hasta el momento, la FDA ha puntualizado que el acceso a estas pruebas solo está disponible para aquellos que tengan prescripción médica.

Estados Unidos es el país más afectado en el mundo por la pandemia de la COVID-19 y supera los cuatro millones de casos con 145.376 víctimas mortales.