Durante el 33º Congreso de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), que se acaba de celebrar en Bilbao, IVI ha presentado un total de 21 estudios.  Uno de los trabajos más destacados ha sido una investigación de IVI Valencia. Según la misma, el perfil oxidativo del medio de cultivo podría predecir de forma no invasiva el sexo del embrión.

En concreto, el trabajo se ha centrado en comprobar el valor predictivo que tiene medir el estado oxidativo del medio de cultivo condicionado por termoquimioluminiscencia (TCL) para determinar el sexo del embrión. Así, se analizó el estado oxidativo del medio utilizado en 86 embriones. Estos fueron fecundados mediante ICSI y transferidos individualmente. Así,  dieron lugar a un recién nacido vivo, ofreciendo como resultado un TCL-Ratio significativamente mayor en el medio de cultivo de embriones femeninos.

La medición del estado oxidativo del medio de cultivo podría servir como biomarcador para la selección no invasiva del sexo del embrión. Esta podría ser una opción alternativa en tratamientos de pacientes portadores de enfermedades ligadas al sexo. Así lo apuntaba al respecto Nicolás Garrido, director de Innovación de IVIRMA Global.

Mejoras en reproducción asistida

Otro marcador que cada vez cobra más fuerza en el campo de la medicina reproductiva es el déficit de vitamina D. No obstante, las pacientes con un nivel menor de 20 ng/ml presentan una tasa más baja de embarazo. Para llegar a esta conclusión se ha evaluado a más de 500 pacientes procedentes de diferentes centros IVIRMA. Según los resultados, más del 50 por ciento de las mujeres que acuden a buscar embarazo presentan insuficiencia o déficit de vitamina D previo al inicio del tratamiento.

Por otra parte, IVI también ha presentado novedades referentes a técnicas para mejorar los resultados reproductivos de personas con problemas de infertilidadn. En concreto, destaca un estudio para valorar si la microfluídica marcará el futuro de la selección espermática, o el papel de la miólisis por radiofrecuencia como alternativa segura y eficaz para el tratamiento de los miomas uterinos tipo 2-3 < 4 cm que comprometen la cavidad endometrial y son difícilmente abordables por histeroscopia/laparoscopia en las mujeres con problemas reproductivos.