La Secretaría Federal de Salud ha reportado tres casos de sarampión en la Ciudad de México. El primero corresponde a una mujer de 39 años de origen italiano, residente de la Delegación Benito Juárez; el segundo a un menor de un año, hijo de la mujer de 39, y el tercer caso corresponde a una mujer de 48 años, quien cuida del menor, esta última es residente de la Delegación Tlalpan.

Los tres casos fueron confirmados por el Instituto de Diagnóstico y referencia Epidemiológico (InDRE) mismos que se asocian a un visitante extranjero, lo que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) clasifica como “de importación” de fácil confirmación por la ausencia de circulación del virus en los dos últimos años en el país.

En México, el último caso autóctono se registró en 1996, desde entonces los casos que se han registrado, no sólo en México, sino en varios países de Latinoamérica, han sido traídos por extranjeros, principalmente europeos.

La Secretaría de Salud Federal y los Servicios de Salud de la Ciudad de México han realizado las acciones sanitarias necesarias para prevenirla aparición de casos secundarios, así como de promoción, vacunación y control de la enfermedad, lo que mantiene actualmente a los casos confirmados asintomáticos.

Los síntomas como la erupción cutánea comienzan entre los 8 y 12 días después de la exposición al virus, de no ser atendido a tiempo puede provocar irritación e hinchazón de las vías aéreas hacia los pulmones, cerebro y oído, provocando bronquitis, encefalitis u otitis, incluso neumonía.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) registró en Europa más de 21.000casos y 35 defunciones en 2017, entre los países más afectados están Italia con 4.803 casos y Rumania con 4.487.

En lo que va del año se han notificados en América sólo 184 casos “por importación”, de los cuales 159 se registraron en Venezuela, seguido de Estados Unidos con 11 casos, Brasil con 8 casos, Canadá con 3 y, Antigua y Barbuda, Guatemala y Perú  con un caso cada uno.

El Doctor Raúl Romero Feregrino, Vicepresidente de la Asociación Mexicana de Vacunología (AMV) recomiendan buscar siempre la vacunación y en caso de desabasto de vacunas en las instituciones de seguridad social, acudir al Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), un mecanismo internacional que facilita adquirir vacunas a mejores precios, y con buenas condiciones de entrega en tiempo y forma.