En el marco de los 10 años de la linagliptina, medicamento indicado para pacientes con diabetes tipo 2, Boehringer Ingelheim realizó de manera virtual la séptima edición del Intercambio Científico Cardiometabólico (ICC) al que asistieron más de 3,500 médicos de 23 países, incluidos México y las regiones de Centroamérica, el Caribe y Sudamérica.

De acuerdo con la Dra. Guillermina Muñoz, directora médica de Boehringer Ingelheim México, Centroamérica y El Caribe, la capacitación médica es importante para ayudar a la difusión de los últimos avances científicos de la mano de la concientización de la población, y con ella lograr estilos de vida saludable, sobre todo para lograr el control óptimo de los pacientes con enfermedades cardiometabólicas.

Según la Organización Panamericana de la Salud, cada año mueren más personas por padecimientos cardiovasculares (ECV) que por cualquier otra causa. Entre ellos, se incluyen enfermedades de los vasos sanguíneos, problemas en el ritmo cardíaco, defectos cardíacos de nacimiento, enfermedad de las válvulas cardíacas y el músculo cardíaco, infección del corazón, entre otras, de las cuales muchas de ellas pueden prevenirse teniendo un estilo de vida saludable.

El riesgo de las enfermedades cardiovasculares

El riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular aumenta significativamente debido a una mala alimentación con un consumo elevado de sal, azúcares y grasas. Para las personas que no realizan actividad física recurrente, existe entre un 20% y 30% más de probabilidades de morir prematuramente, por lo que la inactividad física es un factor clave para la aparición de las ECV, cáncer y diabetes.

“Es bien sabido que el sobrepeso y la falta de actividad física pueden ser factores clave que contribuyen a que se presente la diabetes tipo 2 y otro tipo de ECV en los adultos. Lo cual es sumamente importante difundir para que cada vez sean más personas las que comiencen a llevar un estilo de vida saludable y evitar, así, complicaciones en la salud que pongan en riesgo su bienestar”, indicó la Dra. Araceli Díaz Polanco, dndocrinóloga internista presente en el evento.

ICC enfocada en comorbilidades cardiacas y diabetes

Este año, el ICC estuvo enfocado en compartir los avances científicos en el campo de la hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, fibrilación auricular, enfermedad tromboembólica venosa y, principalmente, en la diabetes tipo 2, padecimientos de los que los expertos hablaron sobre el presente y futuro de los tratamientos disponibles que permiten mejorar la expectativa y calidad de vida de los pacientes.

Beneficios de la linagliptina en el área de cardio

“A 10 años de su lanzamiento, la linagliptina ha demostrado ser un tratamiento eficaz para los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 que, además, brinda beneficios en términos de cardioprotección, lo que hace a este inhibidor de la DDP-4 uno de los más exitosos en el mercado”, indicó durante el evento el Dr. Ele Ferrannini, especialista en Medicina Nuclear.

La diabetes tipo 2 afecta a muchos de los órganos principales, como lo son el corazón, los vasos sanguíneos, los nervios, los ojos y los riñones. Este padecimiento puede presentarse, ya que las células en los músculos, la grasa y el hígado crean resistencia a la insulina debido a su mal funcionamiento o a que el páncreas no puede producir suficiente insulina para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

Insulina, la clave del control metabólico

La insulina es fundamental para que el cuerpo pueda usar la glucosa como fuente de energía. Al comer, el cuerpo procesa los azúcares y almidones convirtiéndolos en glucosa, la cual sirve como combustible para las células del cuerpo. Cuando la glucosa se acumula en la sangre, es cuando se pueden presentar las complicaciones de diabetes.

“En Boehringer Ingelheim trabajamos incansablemente para seguir aportando valor a través de la innovación, como lo dicta nuestra misión, creando tratamientos que ayuden a que las personas mejoren su calidad de vida. Estamos orgullosos de que contamos con medicamentos que, a lo largo de muchos años, han sido aliados indiscutibles de médicos especialistas en enfermedades cardiometabólicas”.

Es imprescindible que los pacientes comprendan que estas requieren que, además de un medicamento adecuado, se lleve una vida saludable y se permanezca en estrecho contacto con el médico tratante”, finalizó Augusto Muench, presidente y director general de Boehringer Ingelheim México, Centroamérica y El Caribe.