Los trastornos centrales de hipersomnolencia se caracterizan por la presencia de excesiva somnolencia diurna. Es decir, una cantidad de sueño aumentada que no se deben a la privación de sueño ni a causas externas que lo fragmenten. Entre estos trastornos se encuentra la narcolepsia tipo 1 que tiene un impacto muy significativo sobre la calidad de vida de las personas. Ahora un nuevo estudio europeo ha descubierto nuevos patrones para el diagnóstico de los trastornos centrales de hipersomnolencia.

Se trata de uno de los trabajos más importantes que ha producido la Red Europea de la Narcolepsia. En el mismo, ha participado la Unidad de Neurofisiología y Trastornos del Sueño de Vithas Madrid Arturo Soria. De hecho, ha sido de los 5 centros españoles que han participado, el que más pacientes ha aportado al estudio y el cuarto con una contribución más importante en el conjunto de Europa. No obstante, la unidad de Neurofisiología y Trastornos del Sueño del grupo Vithas en Madrid tiene más de 100 pacientes en esta red.

Trastornos centrales de hipersomnolencia

Los patrones para determinar trastornos centrales de hipersomnolencia no eran sólidos ni homogéneos. Esto lo que dificultaba resolverlos, por un lado, por la ausencia de marcadores biológicos y, por otro, por la baja prevalencia de estas enfermedades entre la población. Así lo explica Rafael del Río, director de la Unidad de Neurofisiología y Trastornos del Sueño de Vithas Internacional y responsable de la Unidad del Sueño de Vithas Madrid Arturo Soria.

De esta forma, este estudio ha analizado e identificado tipologías de pacientes en base a marcadores clínicos que antes no se tenían en cuenta. “Esta categorización por grupos tipológicos será la base de nuevas clasificaciones y criterios diagnósticos”, concluye el especialista.