El Ministerio de Sanidad ha publicado un acuerdo marco para la adquisición de material sanitario y equipos de protección individual para el SNS. El objetivo es contar con una reserva estratégica de estos productos para hacer frente a cualquier eventualidad que pudiera producirse por la COVID-19.

Se han adherido a él Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Madrid y Navarra. Además, participan el Ministerio de Defensa, el Ministerio del Interior, el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), Ceuta y Melilla.

La tramitación es de emergencia por lo que los plazos se acortan. Así el objetivo es que, una parte importante del material adjudicado, esté a disposición de los servicios de salud antes de finalizar el mes de septiembre.

Material sanitario a adquirir

En concreto se adquirirán, en un plazo de dos años, 3.700 millones de unidades de batas quirúrgicas, guantes de nitrilo, gafas de protección, mascarillas quirúrgicas tipo II y IIR, mascarillas de protección FFP2, mascarillas de protección FFP3, test moleculares COVID-19 (PCR) y kits de extracción.

Dicha cantidad de material sanitario se ha calculado en función de las necesidades de los diversos servicios de salud e instituciones participantes. El importe económico total del citado acuerdo marco alcanza los 2.431.793.480 euros con IVA y prórroga incluidos. Cabe destacar que al ser un procedimiento agregado para todo el Estado se calculan unos ahorros en el entorno de los 300 millones de euros.

Este tiene tiene, por lo tanto, una duración de un año con posibilidad de prórroga por un segundo año. Así, las cantidades reflejadas son las máximas posibles, contando con la posible prórroga.