El pleno de la Conferencia Sectorial del Plan Nacional sobre drogas ha aprobado por unanimidad los criterios de distribución aplicables en 2020. En concreto, se ha acordado la distribución a las comunidades autónomas de 9,5 millones de euros para ejecutar programas en materia de políticas de drogodependencias y otras adicciones.

Esta suma procede de distintas partidas recogidas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Se destinan anualmente a cubrir los gastos derivados del desarrollo del Plan Nacional sobre Drogas (PNSD) en los planes autonómicos. Así, sirven para sufragar programas de atención directa a adicciones, programas de prevención, de atención a familias, de rehabilitación y reinserción social y laboral.

Políticas de drogodependencias

Este presupuesto se destinará a los créditos presupuestados para los gastos que originen los programas derivados del PNSD. También a la distribución resultante conforme a los mismos que desarrollen las comunidades.

Esta transferencia permitirá a las comunidades poder desarrollar, entre otras actuaciones, convocatorias de subvenciones para las entidades del Tercer Sector. Estas están dedicadas a las políticas de drogodependencias y otras adicciones en sus respectivos ámbitos territoriales.

Como cada año, estos créditos se distribuyen territorialmente según los criterios objetivos fijados por la Conferencia Sectorial del PNSD. Se formalizan mediante acuerdo de Consejo de Ministros.