El Ministerio de Sanidad y las Comunidades autónomas han acordado este miércoles la eliminación de cuarentenas de contactos estrechos por COVID-19, independientemente de su situación vacunal. En concreto, la Comisión de Salud Pública hacía referencia a las cuarentenas de los contactos estrechos no vacunados.

Cabe recordar que las cuarentenas ya se eliminaron para las personas vacunadas hace algunos meses. Pese a ello, Sanidad recomendaba limitar sus actividades fuera de casa en los 10 días posteriores al último contacto con un caso confirmado. También insistía en el uso “constante” de la mascarilla.

Además de este anuncio, Sanidad recordaba que el 91,1 por ciento de la población española mayor de 12 años está vacunada. Por ello, se prevé que esta medida beneficie, sobre todo, a los menores con edades comprendidas entre los 5 y los 11 años. Es decir, unos 3,3 millones en toda España, con bajas tasas de vacunación todavía.

Medidas para contactos estrechos no vacunados

La medida entrará en vigor el próximo 5 de marzo. Pese a ello, la Comisión de Salud Pública sigue recordando la importancia de tomar ciertas precauciones para contactos estrechos no vacunados.  Es decir, que durante los 10 días posteriores a la última exposición estos contactos estrechos no vacunados deben “extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales”. También se pide que se utilice de forma constante la mascarilla y mantener una adecuada higiene de manos.

Además, se señala que estas medidas deben ser más estrictas si cabe en el caso de personas vulnerables. Precisamente, al respecto la Comisión de Salud Pública también ha acordado emitir la recomendación de “extremar las medidas preventivas dirigidas a la protección de las personas más vulnerables”.