La Universitat de València y la Fundación Fisabio han conseguido secuenciar el genoma completo de tres muestras de pacientes infectados por el COVID-19 procedentes del laboratorio de Microbiología del Hospital Clínico Universitario de Valencia. Se trata de las primeras secuencias del virus SARS-CoV2 obtenidas en España.

El análisis de genomas virales permite conocer las vías por las cuales ha entrado el virus a esta comunidad y cómo se transmite en estos momentos, lo que ayudará a las autoridades sanitarias a controlar mucho mejor la expansión del virus en este territorio, aseveran desde la universidad valenciana.

Además, la secuenciación del genoma del virus permite conocer las mutaciones que ha sufrido el virus desde que comenzó la epidemia y la conclusión a la que se ha llegado después del análisis realizado es que, hasta ahora, no se ha encontrado ninguna mutación asociada a una mayor virulencia, letalidad, o a alguna propiedad interesante desde el punto de vista clínico.

De esta forma, la primera conclusión, en palabras del investigador Fernando González Candelas, es que “las cepas proceden de rutas de transmisión diferentes”. Asimismo, según el experto, el objetivo primordial es identificar con mayor fiabilidad los focos y las cadenas de transmisión del SARS-CoV2.

Cepas europeas

Los grupos formados por personal investigador especialista en virología, epidemiología y bioinformática han determinado que una de las cepas analizadas está relacionada con otras cepas europeas (de Italia, Alemania, Luxemburgo, Francia, Escocia, Países Bajos, etc.).

“El siguiente paso será analizar secuencias de más muestras de pacientes de los hospitales de la Comunidad Valenciana para poder comprobar las vinculaciones entre ellas y con las cadenas de transmisión establecidas por el personal especialista en epidemiología”, explica Fernando González.

Las secuencias ya están accesibles en la base de datos de la Iniciativa GISAID, consorcio público dedicado al estudio del virus de la gripe ; la plataforma Nextstrain, que permite visualizar la progresión espacial y temporal de la pandemia a partir de los más de 500 genomas depositados desde el pasado diciembre por 40 países; y la base de datos Genbank de secuencias genéticas del NIH (National Institutes of Health de Estados Unidos).

Más información sobre SARS-CoV2

Por otra parte, especialistas de enfermedades infecciosas pertenecientes a la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) han elaborado un documento para ofrecer información detallada y esquemática sobre el SARS-CoV2 aportando datos claves sobre la epidemiología, tratamientos o recursos existentes ante este virus.

En esta línea, se han querido aclarar algunos puntos sobre falsas informaciones que circulan en torno a este virus, afirmando entre otras cosas que los coronavirus no se propagan a grandes distancias a través del aire. Las gotículas respiratorias llegan hasta 1 metro de distancia de una persona que tose o estornuda.

Asimismo, insisten en no reutilizar una mascarilla N95, lavarla, ni esterilizarla con un desinfectante de manos. El virus tampoco puede transmitirse a través de picaduras de mosquitos y no hay ninguna prueba de que el nuevo coronavirus infecte a animales de compañía como los perros y los gatos. Otro mito es que la cocaína, la orina infantil, el frío o la nueve pueden proteger de este virus o desactivar el mismo.