Uno de los retos del sistema sanitario a futuro es la gestión de la COVID persistente. Con el objetivo de generar conocimiento basado en la evidencia científica de la enfermedad nace el Centro de Investigación y Difusión de la COVID persistente. Bajo el lema, #pormiyportodos tratará de generar sinergias y un trabajo colaborativo entre los diferentes agentes sociales.

Los proyectos a corto plazo del Centro de Investigación y Difusión de la COVID (CIR) persistente se enmarcarán desde el punto de vista de las Ciencias Médicas y Sociales. Todo ello mediante la implementación de equipos multidisciplinarios con herramientas para la mejora de la sintomatología de la enfermedad.

En el desarrollo del proceso formativo, el CIR será un referente por el uso de herramientas digitales. Esto incluye: plataformas de e-learning; generación de cursos, además de la puesta en marcha de jornadas en formato híbrido y/o digital gracias a las alianzas con universidades, fundaciones, instituciones con docencia reglada tanto públicas como privadas, así como con Sociedades Científicas nacionales e internacionales.

Centro de Investigación y Difusión de la COVID persistente

Actualmente es clave la investigación que ayude a comprender esta nueva entidad clínica. Es por ello que el Centro de Investigación y Difusión de la COVID persistente trabajará en la búsqueda de terapias adecuadas para abordar la misma. En esta línea, trabajará la formación de formadores profesionales para tratarla; difusión y sensibilización de la población y generación de conocimiento.

Actualmente la COVID persistente afecta al menos, al 10-15 por ciento de la población que ha padecido la enfermedad. Así lo apunta la guía clínica elaborada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia. La definición de la COVID persistente o #LongCovid obedece a la presentación de síntomas cuya duración es superior a cuatro semanas desde el inicio de la enfermedad. Sin embargo, su presentación no está relacionada con la gravedad de la fase aguda. Los síntomas que refieren pueden durar varias semanas e incluso meses.